Cuarentena Video

Un chelo desde el balcón alienta a los dominicanos en las noches de encierro

martes 21 abril , 2020

Creado por:

Pablo Polanco | Foto: Facebook Pablo Polanco

Por Manuel Pérez Bella

La música del virtuoso chelo eléctrico de Pablo Polanco, chelista de la Orquesta Sinfónica Nacional de la República Dominicana, inunda cada noche el cielo del centro de Santo Domingo durante el período de cuarentena.

Desde la terraza de su apartamento, unas potentes bocinas derraman los acordes por todo el sector Evaristo Morales, ante una platea de espectadores sentados en el balcón de su casa.

Y desde su cuenta de Instagram, la música se proyecta en vivo hasta las pantallas de todo el que quiera deleitarse con sus conciertos diarios, que comienzan puntualmente a las 20.30 hora dominicana (00.30 GMT), y rozan una hora de duración.

En su repertorio, que se renueva a diario, se entreveran música clásica, religiosa, rock, jazz, bolero y merengue, en una mezcla “para todos los gustos”, cuyo tono puede ser más alegre o más grave dependiendo del tenor de las noticias del día.

MÚSICA PARA TRANSMITIR PAZ

Polanco relata a Efe que tomó la decisión de dar los conciertos con su familia, con la idea de “apaciguar un poco la tensión, para dar un poquito de esperanza, un poquito de amor” a la comunidad dominicana en medio de la pandemia del coronavirus.

“Me hice la promesa de darle a nuestro pueblo, nuestro país, todos los que están con nosotros, ese espaldarazo, un poquito de paz, de esperanza, darle un bálsamo de tranquilidad para bajar la tensión del día a día”, comenta.

Luego del primer día, comenzaron a llegar las llamadas, los comentarios positivos de los vecinos, peticiones de que suba el volumen para que llegue más lejos y, sobre todo, “una avalancha de bendiciones”.


UN PÚBLICO MÁS ALLÁ DEL BARRIO

En la ahora silenciosa noche dominicana, la música del chelo de Polanco puede llegar a ocho cuadras de distancia, en todas direcciones, pero su difusión va mucho más lejos gracias a las redes sociales.

Su mujer y dos hijas lo acompañan a diario en la terraza, grabando las actuaciones con el celular y transmitiéndolas en vivo por Instagram (@batutabypablopolanco), red en la que su número de seguidores se ha disparado de 2.000 a cerca de 8.500 en este mes de confinamiento.

El músico explica que tiene seguidores en todo el territorio dominicano y también en otros países, desde donde le llegan peticiones para que interprete uno u otro tema.

Pero lo que más orgullo le da son los mensajes de agradecimiento que ha recibido de personas que están pasando el aislamiento en soledad, o incluso de algunos pacientes de COVID-19 que se han servido de su música para sobrellevar la enfermedad.

“Tenemos gente que nos sigue en todas partes del mundo, gente que ha caído en el coronavirus y ha pasado el proceso con nosotros, nos dicen que les da paz. Me doy cuenta la fuerza que tiene la música”, afirma.

La experiencia, admite, nunca se “hubiera imaginado que iba a ser así”. “Si lo hubiera sabido, tal vez lo habría hecho hace muchos años. Es una experiencia increíble”.

RETORNO AL ESCENARIO

Polanco, de hecho, llevaba ocho o nueve años alejado de los grandes escenarios para centrarse en su empresa de organización de eventos y el coronavirus le ha llevado a retomar el chelo a diario, instrumento que toca desde los cinco años de edad.

Ahora, ya lleva 31 conciertos seguidos desde la terraza, toda una temporada musical, con la esperanza de aportar su “granito de arena” a la sociedad.

Y asegura que pretende continuar mientras estén en vigor el toque de queda y el estado de emergencia decretado por el Gobierno dominicano, o sea, por lo menos hasta el próximo día 30.

“Cada vez que el presidente Danilo Medina renueva el toque de queda, me renueva el contrato”, comenta en tono de broma.

Agencia EFE

Agencia EFE

LO MÁS LEÍDO