Sueño, comida, alcohol: qué ayuda y qué no en el deporte 

lunes 20 agosto , 2018

Creado por:

Christin Klose/DPA

Por: Ariane Greiner 

El tiempo que pasa entre dos entrenamientos es importante e influye en el rendimiento. Por eso, es importante tener en cuenta algunas cosas en el día a día así como antes y después de entrenar. Aquí, algunos consejos:

Dormir bien

Quien entrena regularmente necesita dormir. Y dormir bien. Dormir mal o la sensación de inquietud interior afectan el rendimiento.

Tomar poco alcohol

Quien cree que tiene derecho a regalarse un trago a la noche por haber entrenado bien está equivocado. En primer lugar porque quien bebe no duerme bien. Y en segundo porque el alcohol afecta los procesos bioquímicos necesarios en las células para formar músculo.

Alimentarse de forma equilibrada

Los músculos necesitan alimento, y que sea al indicado. Sin embargo, atenerse a reglas muy estrictas suele ser contraproducente. Lo ideal es una alimentación balanceada.

Hidratos de carbono antes y después de hacer deporte

Por lo general, la cantidad de hidratos de carbono que consumen los deportistas deberían representar al menos el 50 por ciento de la dieta, mientras que en el caso de los que practican deportes de resistencia puede ser de hasta el 65 por ciento.

Antes de entrenar, el cuerpo necesita rápidamente energía de fuentes de hidratos de carbono con alto contenido glucémico como las bananas. Quien practica intensivamente deportes todos los días debería rellenar después del entrenamiento los depósitos glicémicos vacíos, con 10 gramos de hidratos de carbono por kilo de peso corporal.

Proteínas para los músculos

Los deportistas que entrenan cuatro a cinco veces a la semana 30 minutos tienen una necesidad proteica de alrededor de un gramo por kilo de peso corporal. Las proteínas, como huevos, ricotta, salmón o pavo deberían ser consumidas unas dos horas antes o después del entrenamiento.

Beber mucho líquido

Un déficit de líquido reduce el rendimiento en un dos por ciento en relación al peso corporal. Quien corre durante una hora no necesita beber durante la actividad si bebe abundante líquido antes y después de entrenar. A partir de una hora, se deberían beber cada 20 minutos entre 150 y 200 mililitros.

Creer en uno mismo

Creer en uno mismo es clave en el rendimiento. Algunos deportistas emplean imágenes mentales, llamadas imágenes motivacionales. Se trata de visualizaciones emocionalmente positivas que ayudan a hacer un “click” en la motivación.

Divertirse entrenado 

Uno de los factores más importantes a la hora de hacer deporte es divertirse entrenando. Si se entrena solo pensando con la cabeza y sufriendo, no se suele durar mucho. Todo lo que tenga que ver con la diversión suele sostenerse en el tiempo.

Agencia DPA

Agencia DPA

LO MÁS LEÍDO