Minerd Ministerio de Educación Sociología

Sociólogo denuncia fue cancelado del Minerd por criticar clase política gobernante

miércoles 7 agosto , 2019

Creado por:

Juan Miguel Pérez, sociólogo | Foto: tomada de su Facebook

Un sociólogo denunció este martes que fue cancelado del Ministerio de Educación (Minerd) por participar en un programa de televisión donde criticó a la clase política gobernante del país.

Juan Miguel Pérez, profesor universitario, expresó en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter que no cabe duda cuál es el mensaje: “Opinar contra lo que en algún momento son los intereses del poder tiene consecuencias. Se paga caro”.

En el documento, el experto en el estudio de la sociedad se preguntó cuál es el criterio con que se forman a los niños, niñas y adolescentes que asisten a la escuela pública.

A continuación, el documento completo de Juan Miguel Pérez.

¿Castigado por opinar?

Me ha dicho mi jefe inmediato en el Ministerio de Educación que por órdenes superiores he sido cancelado de mi puesto. De palabra, me informa que la razón es una participación en televisión en la que comento hechos recientes y en la que he hecho críticas a la clase política gobernante. Así me lo ha comunicado, tanto a mi como al resto de mis compañeros de trabajo. No queda ninguna duda de cuál es el mensaje: opinar contra lo que en algún momento son los intereses del poder tiene consecuencias. Se paga caro.

Bien, he pagado. Pero tengo preguntas.

Si disentir es un principio de la democracia, ¿cómo justifica el Ministerio de Educación una acción como esta?

¿Pretende el Ministerio de Educación instaurar un pensamiento único al que sus técnicos deben plegarse?

Soy sociólogo, estudio la sociedad. He estado por siete años desempeñando funciones que van desde miembro del Consejo Nacional de Educación hasta director nacional de del nivel secundario(modalidad general), pasando por haber sido director de estudios nacionales. ¿Qué se supone que haga por ocupar puestos como esos? ¿Alquilar por un tiempo mis criterios? ¿Asumir el trabajo como un favor que implica callar opiniones?

¿Qué tipo de educador hace algo así? No estoy dispuesto.

Yo pregunto, además: ¿con qué cara me pediría algo semejante la autoridad llamada a instituir un sistema educativo nacional que aspira a convertirse en “el otro nombre de la libertad”?

Más que un puesto o un salario, me preocupan las respuestas a estas preguntas.

Graciela Cuevas

Graciela Cuevas

LO MÁS LEÍDO