Cleren

“Leyes secas” en América Latina, un nicho de mercado para el alcohol ilegal

jueves 10 septiembre , 2020

Creado por:

Galones de clerén y Triculí | Foto: EFE/CESFRONT

Por: Ares Biescas

A Miguel Torres, conocido como el Niño, de 51 años, sus amigos le advirtieron que no tomase “romo”, un sucedáneo del ron producido y vendido de forma clandestina en República Dominicana, pero él era un “borrachón” y se negó a oír los consejos, una decisión que le costó la vida.

Como Miguel, en el país caribeño han fallecido 215 personas entre abril y junio, durante el confinamiento, por tomar este “ron pirata”. En este caso, el “romo” mezclaba “clerén”, un destilado artesanal de alta graduación, con metanol, un alcohol de gran toxicidad que provoca dolores, ceguera y, si no se trata en pocas horas, la muerte.

Detrás de las intoxicaciones existe un mercado ilícito de alcohol, en América Latina era del 15 % antes de la pandemia, que mueve cifras astronómicas y está controlado por mafias transnacionales que han hecho su agosto con la cuarentena, no solo en República Dominicana sino también en México, Panamá, Colombia, Puerto Rico, Argentina o Ecuador.

Los Gobiernos de estos países impulsaron “leyes secas” en todo el país o en algunas regiones durante la pandemia, en un continente que consume más alcohol que el resto del mundo, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Las restricciones al alcohol querían disuadir las fiestas clandestinas y evitar los contactos al calor de la borrachera, pero tuvieron un efecto colateral: “exacerbaron el comercio ilícito de alcohol”, explicó a EFE Esteban Giudici, asesor de políticas de la Alianza Transnacional para Combatir el Comercio Ilícito (Tracit).

“No solo su contrabando, sino la falsificación con productos que no son para el consumo humano, como puede ser el alcohol etílico de farmacia”, añadió el experto.

La bebida que intoxicó a Miguel contenía metanol y a pesar de que las noticias sobre las muertes con el clerén causaron alarma desde principios de abril, muchas personas hicieron caso omiso a las advertencias.

Solución holística

Para Giudici, que asesora asiduamente a Tracit, con sede en Nueva York y creada por integrantes de la industria legal mundial, es importante encontrar una solución “holística” al problema y no perseguir solamente al eslabón más débil de la cadena.

“Una de las buenas maneras para perseguir el crimen es seguir el dinero” e investigar el “blanqueamiento de capitales, porque si nos enfocamos en el último eslabón, el árbol de la criminalidad viene más frondoso”, agregó.

El especialista enfatizó que sobre todo porque una vez “se comienza a enquistar este problema, cuando vuelvan las cosas a normalidad hay mucha gente que ingresó a esta industria criminal y será difícil sacarla”.

Agencia EFE

Agencia EFE

LO MÁS LEÍDO