Audio

¿Es frecuente el sexo anal entre parejas?

lunes 8 julio , 2019

Creado por:

Foto: Sasin Tipchai/Pixabay

El sexo anal es un tema tabú en la sociedad dominicana, por razones de moral machista o religiosa, así como para evitar el bullying o el descrédito personal.

Sin embargo, la psicóloga y sexóloga Martha Arredondo, al analizar el tema dijo que estudios internacionales han revelado que alrededor del 40 por ciento de las parejas heterosexuales han practicado el sexo anal y que de este porcentaje un 10 % la mantiene de manera habitual.

Definió el sexo anal como la penetración por el ano con fines de lograr estímulos y satisfacciones sexuales.

“El sexo anal es la penetración a través del ano, que puede realizarse con el pene o con objetos introducidos y puede ser entre parejas heterosexuales como homosexuales o de forma individual”, explicó la profesional de la conducta.

Arredondo debatió el tema con los también psicólogos y sexólogos Antonio y Carlos Durán Durán en el programa Entre Adultos, que produce el psiquiatra Héctor Guerrero Heredia y que conduce el psicólogo clínico Eladio Hernández en la Z101.3 FM.  

Antonio Ruiz, psicólogo y sexólogo / Foto rjaime

Antonio Ruiz, quien también es médico, sostuvo que la práctica del sexo anal era normal entre hombres hasta el surgimiento del cristianismo, que elabora normas de conductas morales que dan sentido a la relación de pareja y se establece como aspecto ético, y se concibió que el objetivo de esta era la procreación y reproducción humana.

Manifestó que para la relación anal, la pareja debe ponerse de acuerdo, para que no se considere una violación o agresión sexual.

Expuso que para practicarlo debería tomarse en cuenta una serie de recomendaciones, porque el ano es un órgano sensible y se tiene el concepto de que no se hizo para eso, sino para defecar, introducirse supositorios u objetos con fines médicos.

Por lo tanto, la práctica del sexo anal entre parejas, sean de un hombre con una mujer o entre personas de un mismo sexo, debe ser consensuada. 

De su lado, Carlos Durán Durán expresó que en la relación de parejas heterosexuales el sexo anal es materia de conflictos, porque esta conlleva una serie de condiciones y consideraciones que deben tomarse en cuenta.  

Carlos Durán Durán, psicólogo y sexólogo.

Adujo que el ano no tiene glándulas como las que tiene la vagina para producir una buena lubricación, por lo cual se recomienda el uso de un lubricantes si quiere practicar.

Además alberga en su interior múltiples bacterias, por lo tanto no se recomienda que luego de la penetración el hombre use el pene en la vagina, porque la contaminaría.

Añadió que el ano es una membrana que cierra y abre, según los estímulos, por lo cual afirma que el contacto directo del pene con las mucosas o parte interna del ano es dolorosa, porque a pesar de ser una parte muy sensible, y tiene un nivel de succión muy diferente a la vagina, por lo cual requiere de estimulaciones, dilataciones y roces para lograr una relajación, para que el esfinter (puerta) pueda abrir, que debe combinarse con la lubricación. 

Alertó que por el ano, las enfermedades de transmisión sexual son mucho más susceptibles obtenerlas, como el sida, las hepatitis, la sífiles y otras, por lo cual sugiere que la relación sexual conlleva tener una buena preparación en las parejas. 

“De ahí que los urólogos y los protólogos han llamado la atención sobre ese tipo de relación, por la sensibilidad a las enfermedades tanto del ano como del pene”, subrayó Durán Durán. 

Eladio Hernández, Martha Arredondo, Antonio Ruiz y Carlos Durán /Foto rtjaime

Martha Arredondo, Antonio Ruiz y Carlos Durán Durán alertaron sobre el uso de objetos por el ano para la estimulación, ya que podría penetrar e irse intestino y no produce dolor porque va al recto, pero si contaminaciones bacterianas y laceraciones en las paredes anales.

Agregaron que pueden ocurrir desgarres cuando hay abusos, principalmente en los niños , porque no hay estimulación.

Alertaron que el sexo anal es muy frecuente en las adolescentes, que la practican para evitar la desvirginación o no salir embarazadas ni ser descubiertas por las madres de que tienen relación con los novios.

Avatar

Rafael Tomás Jaime

LO MÁS LEÍDO