El desarrollo humano necesita de líderes transformacionales

miércoles 27 noviembre , 2019

Creado por:

Foto: Ángel Bello

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), cuando define el desarrollo humano, lo hace colocando en el centro el capital humano, y lo enfoca como un proceso de expansión de las capacidades de las personas que amplían sus opciones y oportunidades para que puedan tener la vida que valoran.

Teniendo como estrategia fundamental la educación, decimos que desarrollo humano es sinónimo de progreso y calidad de vida, lo cual está en función no solo del incremento de los bienes y servicios con los que se puede satisfacer las necesidades básicas, sino  también del conocimiento más profundo de sí mismo y la realización personal.

Promover el desarrollo humano equivale a garantizar el respeto a la dignidad y los derechos de las personas y su participación en la toma de decisiones que puedan afectarles.

En otras palabras, no podemos hablar de desarrollo humano si no existe calidad de vida, para lo cual hay que promover el acceso de todos a las mismas oportunidades para vivir mejor.

Con miras a lograr este objetivo, es necesario no solo una distribución justa de los ingresos, sino también empoderar a las personas y explotar su pleno potencial.

Para que las comunidades evolucionen hacia ese estadio de condiciones de vida sostenible, es necesario que estén guiadas y acompañadas por líderes capaces de galvanizar en ellas estos procesos de cambio, modelando la manera de asumir los sacrificios y riesgos asociados con las nuevas expectativas.

Estos líderes transformacionales tienen unas excepcionales habilidades de comunicación y catalizan el desarrollo del potencial de cada una de las personas que dirigen, constituyéndose en referentes inspiradores del mensaje que predican y que se traduce en fuente de motivación, confianza y optimismo.

Los líderes transformacionales fomentan la creatividad de las personas, mediante la innovación que permite proyectar superiores estándares de vida y mejores alternativas para solucionar los problemas.

La promoción del desarrollo humano precisa de estos líderes, ya que son capaces de establecer conexión emocional con la población a partir de una visión compartida que despierta esperanzas en la gente y canaliza los esfuerzos colectivos hacia unos mismos objetivos. Valoran y manifiestan consideración positiva hacia cada una de las personas y hace germinar en ellas la autoestima, la autoeficacia y una actitud positiva que les hace capaces de ver en cada adversidad una oportunidad para aprender.

Nelson Mandela, Mahatma Ghandi, Teresa de Calcuta, Martin Luther King y Winston Churchill son apenas algunos de los líderes transformacionales que con sus acciones contribuyeron a fomentar el desarrollo y la calidad de vida de millones de personas a las que lograron cautivaron con su visión de una sociedad más equitativa y más inclusiva.

Sin embargo, por todos los confines del planeta hay quienes día por día dedican sus mayores esfuerzos a transformar su entorno guiando y acompañando a los más vulnerabilizados, aunque la historia no registre sus crónicas y sus hazañas.

Esas manos, marcadas con los surcos de la firme creencia en modelos de justicia social, van sembrando la esperanza en cada comunidad, en cada familia. Sus ejemplos de vida inspiran a miles de personas, luchando contra la exclusión y la discriminación, y motorizados por el bien común como fuerza impulsora y por la igualdad como valor universal supremo.

Z Digital no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Z Digital como fuente. 

Ángel Bello

Ángel Bello

Psicólogo con especialidad en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario.

LO MÁS LEÍDO