Aprende a leer los folletos de los medicamentos 

viernes 10 agosto , 2018

Creado por:

Foto: Christin Klose/DPA

“Tomar tres veces al día antes de las comidas”. La indicación suena lógica, pero cuando se tiene el blíster en la mano, uno comienza a preguntarse: ¿significa que debo tomar la pastilla apenas antes del primer bocado? ¿O una hora antes? Aquí, algunas orientaciones:

– Ritmo: El médico establece con qué frecuencia debe tomarse un medicamento. De lo contrario, hay que orientarse según el folleto. Si habla de “tres veces al día” quiere decir cada ocho horas.

Eso permite que haya una concentración similar de droga en la sangre durante todo el día. Pero dado que esto no siempre se puede llevar a la práctica, también es posible orientarse de acuerdo con las comidas, es decir: una pastilla con el desayuno, una con el almuerzo y una por la noche, antes de irse a dormir.

– Ingestas: Antes, después, con la comida: es importante respetar lo que indican el folleto o el médico. Antes de las comidas significa 30 minutos a una hora antes de la ingesta. Estas drogas actúan más rápido con el estómago vacío. Poco antes de comer sería en realidad “con las comidas”.

Lo mejor es tomar estos remedios entre dos bocados. La comida protege las delicadas mucosas del estómago de posibles daños causados por el medicamento. Si se debe tomar un medicamento “después de comer” hay que esperar al menos dos horas después de la última ingesta.

– Medias pastillas: Algunas pastillas se pueden dividir en dos. Pero no todas las que están marcadas por la mitad son para partir. Por eso, lo mejor es leer bien el folleto. ¿Por qué? Algunas pastillas tienen un recubrimiento que hace que se disuelvan lentamente. Si este recubrimiento se daña, la droga hará efecto demasiado rápido.

– Tomar suficiente agua: La mayoría de las pastillas deben disolverse en el estómago. Para que esto vaya más rápido, se recomienda tomar un vaso de agua.

– Pastillas demasiado grandes: Algunas personas tienen problemas a la hora de ingerir pastillas demasiado grandes. Pero hay un truco que puede ayudar: conviene masticar primero un trozo de pan hasta que se forme una papilla.

Luego hay que meter la pastilla en la boca y tragar todo junto. Esto suele funcionar mejor que el agua, aunque no sirve, por supuesto, en el caso de medicamentos que deben tomarse “antes de las comidas”.

Agencia DPA

Agencia DPA

LO MÁS LEÍDO