Video

Psiquiatras analizan cómo asimilar el duelo y emociones causadas por la muerte

martes 28 mayo , 2019

Creado por:

Tres especialistas clínicos consideraron el duelo como el momento de dolor que impacta a las personas por el fallecimiento de un ser querido, fenómeno que podría prolongarse y causar impactos negativos en algunos dolientes.

Las psicólogas clínicas Desiree Jiménez, Alexandra García y Lissette Cabrera analizaron el tema y establecieron que tras la muerte de una persona surgen dos tipos de duelos, el normal y el patológico o complicado.

Durante su participación en el programa Entre Adultos, que conduce por la Z101.3 FM el también psicólogo clínico Eladio Hernández, los especialistas coincidieron en que los tipos de duelos influyen diversos factores y dependen de los valores afectivos que unieron a los dolientes con la persona fallecida.

Lissette Cabrera al tratar las formas de duelos, señala los de tipo normal y patológico o complicado.

Define el de tipo patológico como aquel en que una persona no concibe la muerte de un ser querido, se deprime y no se recupera de la tristeza y del dolor durante un período de tiempo. 

Al enfocar los duelos, Alexandra García estima que una forma de evadir ese tipo de sentimiento es disociarse de este en la medida de lo posible, sea realizando las actividades cotidianas o asumir otras nuevas que eviten concentrarse en la pérdida humana.

La dispersión la definió como una acción del cerebro para resistir situaciones de dolor y desconectarse con un aspecto de la realidad, como es la pérdida de un ser querido. 

Eladio Hernández, Alexandra García, Lissette Cabrera y Desiree Jiménez | Foto: Z Digital

Explicó que ya a partir de las cinco semanas se considera el tiempo prudente para afrontar y tratar el duelo patológico o complicado que padece un doliente.

Precisó que años atrás se esperaba hasta dos años para esperar a que la persona superara el fuerte dolor derivado de la muerte de un hijo, un hermano, padre o madre, abuelos, tíos u una amistad.

De su lado, Lissette Cabrera, especialista en duelo e intervención de crisis, afirmó que uno de los problemas humanos es que viven de espalda a la muerte, porque casi nunca se está preparado para asumirla como natural, como un elemento propio de la naturaleza al igual que la vida.

Subrayó que hablar de duelo es hablar de dolor, porque impacta de maneras diferentes a quienes lo padecen, que en ocasiones sufren reacciones tan fuertes que ameritan tratarse con enfoques clínicos diversos desde el punto de vista psiquiátrico.

Las tres especialistas coincidieron en que el duelo generado por la muerte física de una persona impactará según los vínculos afectivos, de la familiaridad, de la edad del doliente y del fallecido, de las circunstancias y de los valores afectivos con la víctima, del tiempo que pasó con los padecimientos o de la forma cruenta o inesperada en que haya ocurrido el fenómeno. 

Alexandra García explicó que no impacta igual la muerte de un niño, de un joven activo, vigoroso, participativo y una abuela o un abuelo de 80 años o más o de un ser con largo padecimiento por enfermedad.

Habló también del duelo anticipado, que ocurre cuando las personas se preparan para afrontar el deceso de un familiar.

Refirió que hay autores que hablan de ayudar a anticipar el duelo, pero otros estiman que es preferible enfrentarlo en el momento en que surge el elemento causal, la muerte.

Desiree Jiménez considera que no es prudente que a las personas se les impida llorar ante la pérdida de un ser, ya que es natural y una expresión del duelo, y solo con el lloro expulsa esas emociones.

¿Qué hacer ante el doliente?

Desiree, Alexandra y Lissette aportaron diversas sugerencias para ayudar a las personas a pasar el duelo sin que afectar su intimidad, como primer elemento citaron la solidaridad con la presencia en el lugar del velatorio, permitirle llorar a la víctima y consolar, expresarle que la muerte es propia del humano, que la vida continúa y ser fuerte ante la pérdida.

Expresaron que las emociones derivadas de la muerte tienen cura, porque podrían ser temporales.

Recomendaciones

Desiree Jiménez exhorta a los dolientes a asistir donde un especialista para enfrentar adecuadamente el duelo, mientras Alexandra García sugiere dar el permiso de llorar al ser querido que se va y saber que siempre seremos dolientes, mientras Lissette Cabrera puntualizó que en la medida que el doliente se “entapona” más le impacta negativamente la muerte del ser querido, lo cual se traduce en enfermedades.

Rafael Tomás Jaime

LO MÁS LEÍDO