El arte de gestionar talento humano Janisse Del Villar

Procrastinar en el trabajo, un mal que te estanca

martes 23 octubre , 2018

Creado por:

Foto: Janisse Del Villar

Buscando una analista de reclutamiento, me encontré con una joven llamada Perla, que para mí resultó una candidata muy atractiva. Me dio una excelente entrevista, con un manejo que la hizo ver muy competente en el área. “¡Esta joven tiene mucho futuro!”, pensé en ese momento.

Pero hay algo que no me convence del todo y es que ella tiene más de ocho años en el mismo puesto, lo que me pone a pensar en el motivo, ya que yo conozco la empresa para la que trabaja y sé que algo anda mal.

Investigando me entero que la joven, aunque conoce muy bien su trabajo, no entrega a tiempo las tareas; sin explicación aparente, Perla siempre se atrasa. Por esto, ha perdido la confianza de sus líderes, al punto que ponerla en un puesto de más responsabilidad no es una opción.

Aunque parezca contradictorio, la realidad es que ella sufre de procrastinación. Cualquier acción de posponer actividades que deben ser realizadas, sustituyéndolas por otras que en ese momento nos resultan más agradables.

Procrastinar es dejar para después aquello que sabes que debes hacer ahora.

Las personas que sufren de este trastorno, regularmente sustituyen actividades como la realización de un análisis o informe, por navegar en Instagram o Facebook, porque les resulta más placentero. En las empresas es muy común encontrar procesos retrasados por una sola persona que no hizo lo que debía oportunamente, lo cual afecta el trabajo de otros y los resultados de la misma.

Me imagino que leyendo este artículo ya te habrás puesto a pensar si eres procrastinador o si tienes alguno cerca, pues lo más probable es que sí, pero hay muchas formas de evitarlo y manejar esas conductas que no nos permiten avanzar para conseguir nuestra meta y la del grupo.

Lo que debes tener presente es que la procrastinación se evita con disciplina, creando rutinas y siendo responsable con las obligaciones adquiridas. Algunas cosas que puedes hacer son:

  • Planifica las cosas que tienes pendientes.
  • Toma decisiones a tiempo sobre lo que vas a hacer.
  • Gestiona tu energía, trabaja en los momentos en que tu cuerpo está más dispuesto.
  • Da un primer paso para completar la tarea que no te gusta, ya que cuando inicias una tarea le pierdes el miedo y es más probable que la completes.
  • La mayoría de las cosas que posponemos, son compromisos que hemos adquirido; aprende a decir no.
  • Sé buen administrador de tu tiempo, cumple contigo.
  • Haz público tu compromiso, eso te hará comprometerte.
  • Ponte objetivos cortos y dale seguimiento a los resultados.
  • Prémiate cuando cumplas con algo.

La procrastinación en sí no es un problema, el problema es que el día sigue su curso, finaliza y no realizaste la tarea que debías, entonces te sientes frustrado, pero ya no puedes hacer nada porque el momento ya pasó.


Z Digital no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Digital como fuente.

Janisse Del Villar

Janisse Del Villar

Profesional del talento humano con más de 12 años de experiencia en gestión humana en empresas nacionales y multinacionales. Maestrías en gerencia y administración del talento humano, así como formación en liderazgo y desarrollo organizacional.

LO MÁS LEÍDO