Los traspasos de menores, a debate en el ISDE Sports Convention

sábado 18 mayo , 2019

Creado por:

Acto de inauguración del ISC 2019 | Foto: Twitter @ISDEmasters

El ISDE Sports Convention, foro de derecho deportivo que tiene lugar en la sede del Banco Santander de Madrid, acogió una mesa redonda centrada en la traspasos de futbolistas menores de edad en la que se debatió el actual modelo y las posibles mejoras que se pueden realizar en este campo.

Moderada por José Lasa (Socio de Laffer Abogados) en la conferencia participaron Marcos Motta (Socio de Bichara & Motta Advogados), Rodrigo García Lucas (Socio de Laffer Abogados), Nuno Santos (Responsable jurídico del Oporto), Pedro Bravo (Presidente de Planesa) y Luis Villarejo (Director de Deportes de la Agencia EFE).

Todos ellos coincidieron en que la FIFA, máximo organismo del fútbol internacional, debe tomar cartas en el asunto y modificar algunos aspectos para mejorar todo lo que rodea a los movimientos de jugadores con estas edades.

“Han cambiado las motivaciones de los traspasos, los valores, los intereses… todo. Quizás sea hora de cambiar el tema de los menores para adaptarlo a la realidad del mercado”, señaló Marcos Motta, que ha participado entre otros en el fichaje de Neymar por Paris Saint Germain o en el de Vinicius por el Real Madrid.

Santos opinó que “es muy complicado encontrar que la FIFA pueda interferir con ciertas leyes nacionales. Para mí un ciudadano que tiene una residencia válida en un país significa que tiene los mismos derechos que los otros. Es complicado entender cómo hay muchos niños de 12 o 13 años que viven legalmente en Portugal pero no pueden jugar”.

Rodrigo García explicó la situación en España: “La normativa FIFA está muerta en España. Básicamente lo que se viene a decir es que si alguien tiene un permiso de trabajo y residencia válido en España no hay posibilidad de limitar el acceso a una práctica deportiva”.

Luis Villarejo hizo un llamamiento al sentido común y consideró que la FIFA sabrá actuar con respecto a este tema: “Imagino que esta nueva FIFA, que funciona muy bien y quiere resetear el ordenamiento jurídico, va a entrar en acción. Nos gustaría que hubiera normalidad, que vayamos a ver un partido de infantiles y no haya equipos que quiten a sus niños figura porque tienen miedo a que los fichen otros clubes de mayor fuste”.

Bravo defendió la figura del representante en este escenario y mostró su deseo de un menor intervencionismo por parte de la FIFA: “La mejor protección para los menores no es el balón sino los estudios. El sentido común. Que intervengamos los mayores lo mínimo posible en su vida, que les dejemos que sean mayores y se equivoquen. Que no les cortemos ilusiones, sueños e iniciativas”.

“Nadie me va a decir a mí dónde y cuándo tengo que mandar a mi hijo a la universidad. ¿Hay mejor universidad para que juegue al fútbol un niño de 12 años que las instalaciones del Real Madrid? ¿Si mi hijo quiere estudiar medicina no le puedo llevar a EEUU?. Es una locura, tenemos que aplicar el sentido común y dejarles en paz”, añadió.

Asimismo se analizó el papel de los clubes formadores en el sistema y se defendió la actualización de las tablas que marcan la compensación económica que reciben cuando se dan este tipo de operaciones para aumentarla.

Agencia EFE

Agencia EFE

LO MÁS LEÍDO