Los medios ya no son masivos

miércoles 10 octubre , 2018

Creado por:

Ana Bélgica | Foto: Kelvin de la Cruz

Es bien sabido que ya los paradigmas en la comunicación han cambiado, pero ¿nos hemos detenido a reflexionar sobre la función de los medios tradicionales en estas nuevas formas de comunicación y de qué manera se comunican con su audiencia? Identifiquemos algunas premisas.

En comunicación social se conoce el Paradigma de Lasswell como el proceso en el que una información se completa de manera eficaz y se basa en las clásicas cinco preguntas diseñadas por este investigador: quién, qué, por qué, a quién y con qué efecto, como una forma de guiar los mensajes e identificar las mejores formas de contar eficazmente las historias.

Según Armando y Michelle Mattelart, en el Paradigma de Lasswell los medios de masas cumplen tres funciones fundamentales:

  1. Vigilancia del entorno, para revelar todo lo que podría amenazar o afectar al sistema de valores de una comunidad o de las partes que la componen.
  2. La puesta en relación de los componentes de la sociedad para producir una respuesta al entorno.
  3. Transmisión del legado social.

En ese sentido, el rol de los medios tradicionales estaba claro, pero a finales del siglo pasado y principios del presente siglo, hemos pasado de esta comunicación unidireccional de Lasswell, a un paradigma en donde reina la sociedad red -anunciada por Manuel Castells-  cuyas características principales son la inmediatez, la participación activa de las audiencias y el reconocimiento de los nichos, que han sido aprovechados en gran medida por las empresas y los productos para identificar y promover la fidelidad de sus consumidores.

En esta nueva realidad se identifican otros elementos que pondrán de relieve la necesidad de que los medios masivos se reinventen, reflexionando sobre cuál será su papel en el futuro inmediato e identificar los signos de los tiempos, que marcan como centro de este nuevo paradigma de la comunicación al ciberciudadano, como productor-consumidor de los mensajes.

Las nuevas funciones que se les confieren a los medios, ya no masivos, sino definidos por segmentos de la población y compuestos por estos nuevos productores-consumidores, serán la llave de la puerta que da paso a una comunicación más democrática y participativa.

Es muy probable que en ese nuevo escenario los pronósticos fatalistas sobre la desaparición de los periódicos, o de los programas televisivos con informaciones localistas, se hagan realidad, tomando en cuenta el éxito que tienen algunas plataformas que distribuyen audiovisuales en internet. Es probable que nadie lo pueda evitar.

Lo que hará la diferencia en la adaptación de los medios de comunicación masivos a este nuevo paradigma de la comunicación es cómo enfrenten el diálogo con sus audiencias desde un reconocimiento como productores-consumidores. Descubrir que ya no les hablamos a las masas, sino a estos nuevos perceptores, a grupos o nichos de audiencia que debemos conocer y a quienes en lo adelante deberán seguir de la misma manera en que ahora estos son sus seguidores, para tener formas directas de comunicación, alternativas para llamar su atención y establecer el vínculo de cercanía que posibilitan esto tiempos.

Este reconocimiento de que los medios ya no son masivos -porque las masas no tienen rostro, porque ese modelo no representa nada para a esta nueva audiencia- podría ayudarlos a sobrevivir a este golpe de sorpresas que nos traen tantas innovaciones que de golpe cambian la vida de las personas, y que antes nadie pudo imaginar.


Digital no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Digital como fuente.

Ana Bélgica Guichardo

Ana Bélgica Guichardo

Docente y periodista. Doctoranda de segundo año en Comunicación y Periodismo con una tesis sobre el uso de las nuevas tecnologías. Especializada en Tecnología Educativa y en Gestión Universitaria. Diplomada en Redacción Académica.

LO MÁS LEÍDO