Levantar pesas: ¿es recomendable para los niños?

martes 26 septiembre , 2017

Creado por:

Ver un niño con un par de mancuernas (pesas) en las manos puede ser una imagen chocante, pues dicen que los pequeños no pueden entrenar con pesas porque se van a quedar bajitos, ¿pero qué tan cierto es esto?.

De acuerdo al especialista en entrenamiento James Bell, esto no es más que un mito.

Para Bell, levantar pesas es menos perjudicial para el crecimeinto de los niños que cualquier otro deporte.

Origen del mito

El doctor en entrenamiento deportivo y físico explicó que unos de los orígenes del mito inició en la Segunda Guerra Mundial, en Japón, específicamente.

“Todos los hombre estabán peleando y las mujeres trabajando en el campo. Y nadie estaba trabajando en las minas. Entonces, mandaron a los niños desde los ocho años en adelante hacer el trabajo en las minas”, narró.

Bell añadió que los niños trabajaban duro, durante largos días, hasta seis días a la semana, por lo que presentaron un crecimiento más reducido que los que no trabajaban en las minas.

Los científicos, adiciona el entrenador, llegaron a la conclusión que la razón por la que esos niños no crecían era por el peso que cargaban en las minas.

Detalló que el no respirar aire puro, no estar hidratado, no comer de la manera adecuada y no reciber la vitamina D proviniente de los rayos del sol, puede afectar el crecimiento, y esos niños que trabajan en las minas, cumplían con todos estos factores.

“Un niño que comienza en una temprana edad a ejercitarse saludablemente con una adecuada frecuencia, intensidad, tiempo y tipo, tiene una mejor oportunidad de desarrollar un gran potencial mental, emocional, físico, espiritual, incluso hasta artístico”, aseveró.

El experto afirma que un niño puede levantar pesas desde que aprenda a recibir instrucciones.

Crecimiento

Al final de los huesos largos hay una parte llamada epífisis, que tiene que ver con el crecimiento de estos. Si en la epífisis se recibe algún trauma, se detiene el crecimeinto.

Por lo que, agrega el especialista en entrenamiento y nutrición, al jugar fútbol americano o soccer hay más probabilidad de sufrir una lesión en la epífisis y detener el crecimiento de los huegos que levantar pesas.

Experiencia

Hablando desde su propia experencia, Bell explicó, durante su participación en La Receta Médica, que empezó el entrenamientos con sus dos hijas desde que estaban en la barriga.

¿Cómo lo hacía? Pues con uno de sus dedos buscaba las manos y los pies de los bebés y los empujaba delicadamente y el bebé hacía lo mismo empujando hacia atrás.

Esto lo hacía 15 veces en cada extremidades, tres veces a la semana, dejando un día de descanco.

Graciela Cuevas

Graciela Cuevas

LO MÁS LEÍDO