Internet

La conexión de internet en Birmania vuelve casi a sus niveles habituales

lunes 8 febrero , 2021

Creado por:

Conexión de redes | Foto: Pixabay

La conexión a internet en Birmania regresó este lunes prácticamente a sus niveles habituales tras el corte de más de 24 horas durante el fin de semana ordenado por el Gobierno militar que tomó hace justo una semana el poder.

“Una semana después del inicio de las interrupciones de internet en Birmania durante el golpe de Estado militar y la detención de líderes civiles, la conectividad ha vuelto al 95 % sobre los niveles habituales”, apunta el portal de seguimiento Netblocks.

“Sin embargo, las redes sociales siguen estando restringidas para muchos y la situación sigue siendo tensa”, apunta el portal, con sede en Londres, en referencia al bloqueo contra Facebook y Twitter, que muchos usuarios logran burlar a través de programas VPN (red privada virtual).

Los militares ordenaron el sábado a todas las teleoperadoras del país el bloqueo a escala nacional de la conexión a internet, que llegó a caer, según Netblocks, hasta el 14 % de los niveles habituales.

Un apagón que coincidió con la primera movilización masiva en rechazo de la asonada y que reclama la libertad de los detenidos por los militares, entre ellos a la nobel de la paz y depuesta líder democrática, Aung San Suu Kyi.

El Ministerio de Transporte y Comunicaciones, ahora controlado por la junta militar, ordenó la desconexión para evitar la divulgación de “noticias falsas” y para mantener la “estabilidad” del país, con el objetivo implícito de frenar a la disidencia.

El domingo, durante una nueva jornada de movilizaciones que ya se ha extendido a lo largo del país, la red volvió a estar operativa sin previo aviso.

Para la presente jornada también se esperan grandes movilizaciones en Rangún, la antigua capital y ciudad más poblada, y otras ciudades del país, mientras aumentan las llamadas a una huelga general.

“Birmania se levanta para liberar a todos los detenidos (por el Ejército) y rechazar la dictadura militar de una vez por todas”, apuntó hoy Tom Andrews, relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Birmania.

Desde la asonada al menos 152 personas continúan detenidas, entre ellas dos sentenciadas a dos años de cárcel por cargos que no han sido precisados, mientras que las autoridades han puesto en libertad a otras 13 personas que habían sido arrestadas durante el golpe, indicó hoy la Asociación de Asistencia para Prisioneros Políticos.

Los militares, que ya gobernaron el país con puño de hierro desde 1962 hasta 2011, tomaron el poder el pasado lunes al alegar un fraude masivo en las elecciones de noviembre, donde el partido de Suu Kyi, Liga Nacional para la Democracia (LND), arrasó al imponerse en el 83 % de los escaños en liza.

Desde que se iniciaran las protestas, la nueva junta militar no se ha referido a ella y los medios controlados por el Estado, como el diario The Global New Light of Myanmar o la televisión pública han evitado cualquier noticia sobre las movilizaciones pacíficas de oposición contra los uniformados.

A pesar de la celebración de elecciones y el proceso iniciado en 2011 en Birmania hacia una “democracia disciplinada”, como la denominan los uniformados, el Ejército mantenía todavía un amplio control sobre los aspectos políticos y económicos del país.

Agencia EFE

Agencia EFE

LO MÁS LEÍDO