Béisbol LIDOM

La acertada decisión de Robinson Canó de defender la tercera base en la Lidom

viernes 12 noviembre , 2021

Creado por:

Robinson Canó en la Serie del Caribe | Foto: EFE/Carlos Ramírez

Luego de su debut el pasado miércoles como bateador designado con las Estrellas Orientales, Robinson Canó declaró que jugará en la defensa en su participación en el campeonato de béisbol invernal dominicano.

Que el veterano pelotero expresara que jugará en la defensa en el torneo dominicano no es una sorpresa, puesto que su objetivo principal es regresar a las Grandes Ligas con los Mets de New York y para ello es necesario que muestre que todavía puede defender.

Tampoco sorprende que revelara que se desempeñará en la segunda base, puesto que es su posición original, lo que si llama la atención es su decisión de accionar en la tercera almohadilla.

“Voy a jugar en tercera y segunda”, dijo Canó al ser entrevistado, al concluir el encuentro en el cual el equipo verde venció 3-1 a los Tigres del Licey, afianzándose en el primer lugar del torneo de la Liga Dominicana de Béisbol Profesional (Lidom).

Aunque en su carrera en las Grandes Ligas, Robinson ha demostrado ser un gran defensor de la intermedia (segunda base), donde ha conquistado dos Guantes de Oro, como el mejor defensor de dicha posición, incursionar en la tercera almohadilla en la Lidom, una posición que, en su carrera de 2,234 juegos en Grandes Ligas, solo la ha defendido en dos partidos, parece ser una decisión inteligente por parte del jugador.

Con 16 temporadas en el béisbol estadounidense y 39 años de edad, lógicamente las habilidades defensivas de Canó van disminuyendo, lo que puede limitar su alcance como defensor del segundo cojín, principalmente en los batazos hacia los laterales, situación que podría compensar trasladándose hacia la tercera almohadilla.

Generalmente el defensor de la antesala o tercera base no requiere de realizar grandes desplazamientos hacia los laterales, ya que como juega en la esquina del lado izquierdo del cuadro interior, la línea de foul se encuentra a pocos pasos hacia su derecha y en los batazos hacia el lado izquierdo, cuanta con el respaldo del torpedero, por lo que evidentemente el espacio de cobertura es menor, que el que debe cubrir en la intermedia.

Un factor a tomar en cuenta al realizar esta transición defensiva, es que los batazos hacia el jugador de la antesala, suelen llegar con mayor velocidad, que al que acciona en la segunda base, por lo que Canó podrá poner a prueba sus reflejos al jugar para el equipo de San Pedro de Macorís, en la base que antecede al plato.

Otro de los elementos que podrá poner en escena al accionar como antesalista es que cuenta con la potencia en el brazo para poder retirar a los corredores rivales en la inicial, ya que, a diferencia de la intermedia, que es la posición más cercana a la primera base, el defensor de la tercera almohadilla, debe cruzar todo el cuadro interior con su disparo, para poder realizar el out.

Más allá de los retos que siempre conlleva para un jugador poder realizar un cambio de posición, con la decisión de jugar en la antesala, Canó, de lograr una exitosa transición, agrega más elementos a su juego, que pueden contribuir a extender su carrera en el béisbol y le brinda la opción, no solo al dirigente de los elefantes, Fernando Tatis, sino a la gerencia de los Mets, de poder contar con su talento para desempeñarse en varias posiciones y de conformar un equipo más competitivo.

Agencia EFE

Agencia EFE

LO MÁS LEÍDO