Guardia Costera de Puerto Rico devuelve 25 migrantes ilegales a RD

viernes 16 agosto , 2019

Creado por:

Embarcaciones de la Guardia Costera | Foto: EFE/Brandon Murray/Guardia Costera

El barco guardacostas “Legare” de la Guardia Costera en Puerto Rico repatrió a 22 personas de nacionalidad dominicana y devolvió a un ciudadano venezolano y dos haitianas a un buque patrulla de la Armada dominicana el jueves cerca de Samaná, en el noreste de la República Dominicana.

En un comunicado difundido a última hora de este jueves, el citado cuerpo de seguridad y rescate indicó que todas las personas eran inmigrantes ilegales que fueron detenidos el martes frente a la costa de Aguada, en el noroeste de Puerto Rico.

Otros siete migrantes dominicanos que viajan en el grupo permanecen bajo custodia federal y se enfrentan a un posible enjuiciamiento por parte de la Oficina del Fiscal de Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico por posibles cargos de intento de reingreso ilegal a un territorio de Estados Unidos.

La Policía de Puerto Rico contactó con personal del Centro de Comando del Sector de la Guardia Costera de San Juan el martes por la mañana y fueron notificados de que dos unidades marinas de las Fuerzas Conjuntas de Acción Rápida de la Policía (FURA) habían interceptado un barco, con inmigrantes, de 25 pies (7,6 metros) a tres millas náuticas (5,5 kilómetros) de la costa de Aguada.

Los vigilantes de la Guardia Costera desviaron el “Legare” al lugar de la detención.

Los 29 dominicanos son 25 hombres y cuatro mujeres; 2 mujeres haitianas; tres hombres brasileños y un hombre venezolano.

Siete inmigrantes dominicanos se enfrentan al procesamiento y están bajo custodia de agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos en Puerto Rico, mientras que los tres migrantes brasileños fueron transferidos a la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas-Agentes especiales de investigaciones de seguridad nacional de Estados Unidos.

“La rápida respuesta de las unidades marinas de las Fuerzas Conjuntas de Acción Rápida de la Policía de Puerto Rico y la colaboración eficiente con la tripulación del ‘Legare’ permitieron el embarque seguro de los inmigrantes, mientras que la profesionalidad de nuestros socios de la Armada de la República Dominicana garantizó su seguridad y rapidez regrese “, dijo el capitán Eric King, comandante del sector San Juan en el comunicado.

“Los viajes de los inmigrantes son extremadamente peligrosos, las condiciones en las que se llevan a cabo ponen las vidas de quienes participan en gran peligro”, agregó, según el comunicado.

Una vez a bordo de un cortador de la Guardia Costera, todos los inmigrantes reciben comida, agua, refugio y atención médica básica.

El Grupo Interagencial Fronterizo del Caribe unifica los esfuerzos entre la Aduana y Protección Fronteriza de los EE.UU., la Guardia Costera de EE.UU., la Oficina de Inmigración y Aduanas de EE.UU., Oficina del Fiscal de Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico y las Fuerzas Conjuntas de Acción Rápida de la Policía de Puerto Rico.

Estas agencias comparten un objetivo común de asegurar la frontera marítima de Puerto Rico y las Islas Vírgenes de EE. UU. contra el tráfico ilegal de drogas y inmigrantes.

Agencia EFE

Agencia EFE

LO MÁS LEÍDO