Brasil Energia renovable Parque eólico

Energías renovables suman atractivo a las zonas más empobrecidas de Brasil

martes 4 diciembre , 2018

Creado por:

Energía eólica | Foto: Pixabay

El nordeste de Brasil, la región más pobre del país, empieza a ganar atractivo como punto de inversión gracias a las energías renovables, que convierten a la región en una posible zona de inversión.

Los vientos constantes que se registran en la zona nordeste brasileña favorecen el desarrollo de proyectos eólicos y las grandes industrias se ven atraídas por la fuente de generación enérgica que existe.

Iberdrola, a través de su filial brasileña Neoenergía, construirá en el estado de Paraíba el mayor complejo eólico del grupo español en América Latina.

Actualmente, el complejo eólico está formado por tres parques próximos a la ciudad de Santa Luzia, pero en 2020 se iniciará una amplificación de 15 parques más, por lo que, según aproximaciones de Iberdrola, en el año 2023 el estado de Paraíba tendrá en funcionamiento el complejo eólico más grande de América Latina.

Ese puesto lo ocupa hoy el complejo de Ventos do Araripe, en el estado de Piauí, también en el nordeste del país.

El gerente de la planta eólica de Santa Luzia, Jussie Dantas, explicó a Efe la “importancia” de este tipo de proyectos y destacó el beneficio indirecto que reportan a la zona.

“El parque es un beneficio indirecto y aporta perspectiva de futuro, se crean empleos, se alquilan tierras a locales y se reforman los accesos y las carreteras”, destacó Dantas.

Para él, originario de la zona, resulta “gratificante” poder aportar valor al empobrecido nordeste brasileño.

“La gente del nordeste es estigmatizada y la tierra es muy pobre, el complejo eólico de Santa Luzia sirve para impulsar la economía del lugar”, añadió.

Con la ampliación del parque, los municipios de Santa Luzia, Sao Mamede, Sao Jose do Sabugi y Areia de Baraunas se verán beneficiados y Neoenergia calcula que se crearán cerca de 1.500 empleos.

La planta tendrá una potencia instalada de 565,5 megavatios que generarán un total de 189 aerogeneradores, actualmente, los tres parques suman 45 y la energía generada será capaz de abastecer a un millón y medio de personas.

Jussie Dantas aclaró que las ventajas del parque “van más allá” de la propia instalación o de los empleos generados por la construcción ya que atraerá a futuras empresas a instalarse cerca de la planta.

Las empresas que quieran abastecerse de la energía eólica producida por el complejo de Paraíba localizarán sus sedes cerca del parque para “ahorrar tasas de transmisión o distribución”, explicó Dantas.

Según un informe de la Asociación Brasileña de Energía Eólica (AbeEólica), el 14 % de la energía producida en Brasil es eólica, sin embargo, en la región nordeste las cifras alcanzan el 70 %.

Asimismo, cada año Brasil escala un puesto en la clasificación de países que generan energía eólica, y a día de hoy ocupa el octavo lugar en el mundo, según el Consejo Global de Energía Eólica (GWEC).

En el gigante suramericano hay más de 7.000 aerogeneradores en funcionamiento y 569 parques eólicos, y la mayor presencia se encuentra en la región nordeste del país, debido a las condiciones favorables del lugar.

“El viento debe ser unidireccional, constante y estable para que una región se considere rentable en la producción de energía eólica, y en el nordeste se dan esas características”, explicó Dantas.

En este sentido, apuntó que Brasil “solo utiliza el 2 % de la posibilidad de la matriz de producción eólica que tiene el país”.

Actualmente, Neoenergía es responsable de llevar energía a 34 millones de brasileños, lo que supone el 17 % de la población del país, y está presente en dieciséis de sus veintisiete estados al actuar en los segmentos de generación, transmisión, distribución y comercialización.

Agencia EFE

Agencia EFE

LO MÁS LEÍDO