El periodismo ciudadano, las redes sociales como nueva ágora

lunes 22 abril , 2019

Creado por:

Esmerarda Montero | Foto: Mairobi Herrera

La forma de compartir el conocimiento ya sea científico o de la cotidianidad de nuestro entorno ha ido evolucionando a lo largo de los siglos, desde la antigua ágora en Atenas donde se discutía lo último de la ciencia y la filosofía, pasando por lo juglares en la Edad media que pasaron de las canciones y las poesías, a dar las informaciones de un poblado a otro, la palabra escrita los folletines y boletines que evolucionaron a periódicos parecían en su época ser la invención definitiva para estar informado y para llegar a las masas.

Como sabemos a este se le siguió el cine, cuna de la primeras noticias en formato audiovisual y la televisión, que hasta finales del siglo pasado mantenía la hegemonía de la comunicación de masas.

Internet cambió el mundo, la forma en que nos comunicamos, cómo socializamos las novedades ha dado un giro de 180 grados, esto hace que muchos profesionales del periodismo se planteen las preguntas: ¿Hacia dónde va la profesión? ¿Cómo ejercer este oficio cuando gracias a esta nueva conectividad la gente de a pie puede filmar, fotografiar y hacer pública cualquier información en cuestión de minutos? La balanza de poderes se ha descompensado, las masas participan del proceso informativo y muchos han hecho de ello su forma de vida, con lo que el juicio de lo que es relevante es colectivo.

A primera vista, y al margen del cambio de modelo negocio para el gremio periodístico, esto parece un sano proceso de democratización de la información, pero este escenario entraña serios riesgos, la falta de formación profesional y ética, sumada a la capacidad de conectar con un público tan masificado puede llevar a proliferación de alarmas sociales, desvirtualización, manipulación de los hechos y linchamientos sociales solo basado en la descontextualización que se genera cuando no hay un tratamiento adecuado, ético y con sensibilidad social de la información.

El “periodismo ciudadano”, como se ha bautizado a esta práctica, nos plantea nuevos retos que pasan por concienciar a la población. No es cuestión de rasgarse las vestiduras y llorar sobre la tumba del periodismo, como ha pasado cada vez que una nueva tecnología plantea dificultades ante un escenario inexplorado, pero sí es necesario abrir un debate, reforzar protocolos de comportamientos y visión de nuestra misión social, hoy más que nunca se hace ineludible que informemos y eduquemos aún a aquellos que entran al ruedo a informar en el nuevo escenario global, las redes sociales.

No se trata de apartarse y solo quejarse, es más bien asumir que nos encontramos ante un proceso inevitable, y como cada vez que se sobrevive a cambios drásticos hay que adaptarse.


Z Digital no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Z Digital como fuente.
Esmerarda Montero

Esmerarda Montero

Doctora internacional en Comunicación Social egresada de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV-EHU). Investigadora. Columnista. Profesora del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

LO MÁS LEÍDO