Entre Adultos Video

El pedante, sus actitudes y características, ¿cómo se identifica?

miércoles 19 febrero , 2020

Creado por:

Expresión de pedantería de un profesor. Foto Pixabay

La palabra pedante se utilizaba en la antigua Grecia para referirse a profesores, maestros y personas dotadas de conocimientos, pero con el discurrir del tiempo se utilizó como un calificativo despectivo, cuando estos individuos empezaron a creerse que estaban por encima de los demás.

El psicólogo clínico Noel De la Rosa hizo la referencia como la introducción al debate sobre “El pedante”, título del tema que trató junto al médico psiquiatra Luis Ortega y el también psicólogo clínico José Hoepelman Santana en el programa Entre Adultos, que produce el médico psiquiatra Héctor Guerrero Heredia por ZTV en YouTube y la Z101.3 FM.

De la Rosa define al pedante como un sujeto intolerante y estima que la pedantería es un síndrome propio de algunas personas que hacen galas de conocimientos extraordinarios y que desprecia a los demás por sus desconocimientos o por yerros en sus expresiones.

Sostuvo que detrás de la actitud pedante de una persona puede haber un trauma y es un elemento que denota la baja autoestima que esconde con sus arrogancias y prepotencias.

Expresó que los psicólogos, que influyen en el cambio de conducta humana, también dan manifestaciones de pedantería, como muestra de satisfacción de nuestros conocimientos y de cómo analizar e influir en la mente humana. 

Para el doctor Luis Ortega, la persona pedante es la que más se parece se parece a un narcisista, que es el individuo que se considera por encima de todos y que todo debería girar alrededor suyo.

Como ejemplo de sujeto pedante citó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a quien psicólogos clínicos han calificado de narcisista.

“Trump es un tipo pedante, tiene todas las características de un personaje de esa naturaleza”, enfatizó el doctor Ortega, quien también señaló al expresidente dominicano Leonel Fernández entre ese tipo de individuo. 

Sin embargo, observó que momentos de pedanterías los han tenido todas las personas, en especial los médicos, psicólogos, periodistas y profesores, porque se jactan de sus conocimientos y de saberlo todo y de todo, en el caso de los periodistas.

No obstante, dijo que en el caso de los médicos y los psicólogos estimó que deben dar muestras ocasionales de pedantería para que sus instrucciones y orientaciones se cumplan en bien de los pacientes y las sociedades.

De su lado, José Hoepelman Santana definió al pedante como una persona arrogante, cuyas actitudes no son ocasionales, sino continuas y con alto grado de narcisismo.

Aclaró que una persona que luce humilde y tímido podría adoptar un comportamiento de pedantería y arrogancia.

Señaló como elementos arrogantes a los reguetoneros y a los peloteros dominicanos, que de su extracción humilde y de pobreza saltan a la fama por sus canciones y destacada labor en los campos de juego y comienzan a exhibir los millones que obtienen con la compra y exhibición de vehículos de lujo, enormes residencias, joyas y extravagancias al vestir.

Como actitud contraria a la pedantería citaron la humildad, que es un tipo de comportamiento de personas que a pesar de tener dinero o riquezas no estrujan su bienestar o condición social a los demás.

Rafael Tomás Jaime

LO MÁS LEÍDO