Dominicanas ocupan tercer lugar en consumo de alcohol durante embarazo en América

miércoles 17 octubre , 2018

Creado por:

Bebida alcohólica | Foto: Pixabay

República Dominicana ocupa el tercer lugar en América en consumo de bebidas alcohólicas por parte de mujeres embarazadas, según estadísticas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) citadas hoy en un foro en Santo Domingo.

El encuentro internacional “Espectro alcohólico fetal” se celebra en Santo Domingo con el propósito de crear conciencia en la población sobre los daños que causa el alcohol en las diferentes etapas de la gestación.

En el evento participan expertos procedentes de Estados Unidos y Canadá, en coordinación con los organismos internacionales.

Pediatras, neonatólogos, perionatólogos, neurólogos, psiquiatras, psicólogos y gineco-obstetras participarán este jueves y viernes en talleres sobre el manejo del síndrome del espectro alcohólico fetal, para que puedan orientar a las mujeres embarazadas sobre el daño que provoca al feto el consumo de alcohol.

La implementación de la iniciativa comenzará en el hospital materno infantil San Lorenzo de Los Mina, en el municipio Santo Domingo Este, y, posteriormente, se replicará en las demás maternidades del país.

La representante de la OPS/OMS Alma Morales mostró su preocupación por el alto consumo de alcohol en mujeres embarazadas y calificó de importante la realización de este taller en coordinación con el Ministerio de Salud.

El ministro de Salud dominicano, Rafael Sánchez Cárdenas, destacó la necesidad de fortalecer la campaña y las medidas regulatorias para evitar que la mujer embarazada consuma alcohol y sobre todo en el primer trimestre que es el más importante de su gestación.

Mientras, la asesora sénior en alcohol y abuso de sustancias de la OPS/OMS Maristela Monteiro explicó que una mujer embarazada que tome alcohol puede presentar efectos neurológicos, intoxicación, déficit de atención entre otras características físicas y neurocognitivas.

El síndrome alcohólico fetal tiene su origen en la ingesta de bebidas alcohólicas por la mujer en estado de embarazo.

Las repercusiones sobre el feto son bajo peso al nacer, daños en uno o varios de sus órganos, posibles retrasos en el aprendizaje y en su capacidad cognitiva, entre otros.

Agencia EFE

Agencia EFE

LO MÁS LEÍDO