Derechos Humanos condena detención “ilegal” de Juan Núñez, vocero de los cañeros

lunes 15 octubre , 2018

Creado por:

Jesús Núñez | Foto: Facebook Union de Trabajadores Cañeros de los Bateyes

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó hoy tajantemente lo que llamó “detención irregular” del portavoz de la Unión de Trabajadores Cañeros Juan Núñez, por parte de la “policía ilegal y paramilitar” del Central Romana y avalada por la Policía Nacional.

De acuerdo a la comisión, Núñez se encontraba realizando un recorrido por bateyes de La Romana, dando seguimiento a 70 expedientes de trabajadores cañeros, cuando fue apresado. El dirigente fue liberado en horas de la tarde.

“El Central Romana Corporation, poderoso emporio económico basado sobre la explotación de miles y miles de seres humanos, en su mayoría migrantes haitianos, piensa que estamos aún en los años 50 y que hoy como entonces lo que tiene en la región este de nuestro país, es un estado paralelo, donde actúa con su propia policía paramilitar al margen de las leyes y disposiciones del Estado dominicano”, dijo la entidad en un comunicado.

La CNDH denunció que Central Romana es una empresa que actúa en la “más completa impunidad”, supuestamente violando derechos fundamentales tales como la libertad de asociación y de sindicalización de sus trabajadores, para así seguir en la explotación de los mismos.

La entidad afirmó que los cortadores de caña del Central Romana aún siguen siendo los peores pagados de la región, los cuales viven en un estado de hacinamiento, insalubridad, sin agua potable, en más de 19 bateyes sin energía eléctrica, sin letrinas, sin centros de salud, sin asfalto y sin seguridad ni acceso a la Justicia.

“Hacemos un llamado a los organismos internacionales, como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para que visite el país y así vea el estado inhumano en que viven estos trabajadores o esclavos sin derechos”, agregó la comisión.

El comunicado también condena la actitud “sumisa y servil” de la Policía Nacional, “la cual al parecer se deja mandar por la policía privada de una empresa, como ya ha ocurrido otras veces”.

Agencia EFE

Agencia EFE

LO MÁS LEÍDO