Opinión

Advierten de las consecuencias de mantener temas prohibidos en la familia

jueves 15 agosto , 2019

Creado por:

Expresión de tema prohibido, tabú o secreto / Foto Pixabay.

Las psicólogas clínicas Alexandra García Payamps y Evelin Bueno advirtieron de las consecuencias de los temas mantenidos en secreto o como un tabú por las familias, grupos sociales, religiosos o para los miembros de los partidos políticos. 

Basaron su advertencia en que resulta difícil mantener secretos o conversaciones prohibidas en esos conglomerados, porque las consecuencias derivadas pueden generar emociones psicológicas traumáticas en las familias, amigos, compañeros, fieles religiosos o conglomerado social.

Explicaron que los temas o conversaciones prohibidas son mantenidos bajo las estrictas reservas para evitar lo que definieron como una “atmósfera difícil” a determinados individuos, en la unidad familiar o en un grupo o conjunto social. 

Alexandra Gracía Payamps | Foto RTJaime

Las dos profesionales trataron el tema durante su participación en el programa Entre Adultos que la Z101.3 FM produce el doctor y psiquiatra Héctor Guerrero Heredia y el psicólogo clínica Eladio Hernández De la Rosa. 

Alexandra sostuvo que los temas prohibidos son reglas no escritas, no verbales, que no se tocan en los diálogos para no despertar recuerdos, dolor, temores o pesares, vergüenzas o que pueden afectar la armonía y la unidad familiar y la relación entre sus miembros: padre  o madre, hijos, hermanos, tíos o sobrinos.

Esas discreciones son  mantenidas también por temor a un conflicto de lealtad familiar, al comprometerse de forma tácita los miembros a no hacer referencia a determinadas situaciones, comportamientos o tipos de enfermedades padecidas. 

Evelin Bueno | Foto RTJaime

Temas de secretos 

Como posibles secretos en familias o grupos sociales Alexandra y Evelin citaron la forma en que se obtuvieron bienes o riquezas, situaciones que se dieron entre los padres y sus familias sobre las razones para el casamiento; historial delictivo o de tipo moral de un miembro, los estupros o violaciones a niños o niños, formas de obtener el dinero para vivir (prostitución, robos, delincuencia, clonaciones de tarjetas, estafas, falsificaciones, engaños, negocios ilícitos y otros delitos). 

Otros temas prohibidos en las familias a los que hicieron alusión son las enfermedades mentales, de transmisión sexual o determinados tipos de cánceres, tuberculosis o muertes por venganzas y los abortos.

Negación de la realidad

Afirmaron que los temas o conversiones prohibidos en las familias o en los conglomerados sociales, se deben a temores de revelación de la verdad, a que las discreciones o secretos “salgan a flote”.

Alertaron de que los secretos contribuyen a que las emociones se activen y se mantengan las inquietudes y conjeturas o que surjan situaciones de ansiedad, estrés psicológico y postraumático.

Evelin Bueno sugiere que para prevenir esas afecciones y futuras consecuencias graves, los padres deben dar a sus hijos los soportes necesarios y las herramientas con las que puedan enfrentar esos problemas y darse la tranquilidad personal.

Eladio Hernández hizo referencia a los temas prohibidos entre los políticos, cuando éstos se  enriquecen y que no pueden dar explicaciones a los hijos, a los vecinos, a los amigos y compañeros de cómo lograron o han logrado mantener su bienestar. 

Eladio Hernández De la Rosa, Alexandra García Payamps y Evelin Bueno | Foto RTJaime

La sexualidad

Con relación a la sexualidad, los profesionales de la conducta dijeron que en ese renglón son temas prohibidos las violaciones a niñas o niños dentro de la familia, los procesos de menarquias en las adolescentes o fracasos en el noviazgo.

Alexandra sostiene que para evitar los tabúes se debe educar a las hijas o hijos sobre sus órganos y sus funciones, las relaciones entre géneros y las consecuencias, pero de acuerdo a la edad y en la medida que van surgiendo las inquietudes y los cuestionamientos.

Alexandra y Evelin coincidieron en sugerir en que se evolucione, ser abiertos y  educar a los miembros de las familias, según la edad, nivel de desarrollo y de inteligencia, para que puedan asimilar situaciones y superar traumas.

Rafael Tomás Jaime

LO MÁS LEÍDO