Adiós a la lámpara halógena en la UE: comienza el reinado de las LED 

jueves 30 agosto , 2018

Creado por:

Patrick Pleul/ZB/dpa

Por Michel Winde (dpa)

Lo cierto es que esa luz debería haberse apagado hace ya dos años, pero en ese entonces se le dio un periodo de gracia a la lámpara halógena. Ahora, sin embargo, le llegó el final en serio.

A partir del 1 de septiembre, la mayoría de las lámparas halógenas deberá salir de circulación en la Unión Europea (UE), con lo que entra en vigor el último eslabón de la directiva sobre lámparas del bloque. ¿Serán las quejas de la opinión pública tan grandes como hace seis años, cuando desapareció la bombilla del mercado europeo?

Detrás del actual vencimiento de la lámpara halógena se encuentra, como en 2012, la llamada directiva sobre diseño ecológico de la UE, un marco para establecer requisitos ecológicos obligatorios para los productos energéticos dentro de la unión.

La idea es que, paulatinamente, se vayan eliminando del mercado los productos que consumen mucha energía eléctrica, es decir, que son malos para el medio ambiente.

En el caso de la bombilla, sólo el cinco por ciento de la energía consumida se transforma en luz. En el caso de las lámparas halógenas, su consumo sigue siendo cinco veces más alto que el de una lámpara LED, según datos de la Comisión Europea de 2015.

Desde la actualización de 2009, la directiva sobre diseño ecológico abarca productos que influyen en el consumo de energía, como cabezales de ducha o ventanas. De esta forma se busca reducir el consumo de energía en los hogares e impulsar productos que ayuden a ahorrar energía.

En lugar de lámparas halógenas se usarán a partir de septiembre lámparas para el ahorro de energía y LEDs. De esta forma se busca ahorrar al año tanta electricidad como la que consume Portugal en un año.

Además de las bombillas, también fueron puestas bajo la lupa determinadas aspiradoras, hornos, y cabezales de ducha. De acuerdo con la Comisión Europea, estos sólo serán retirados del mercado cuando haya un buen reemplazo para ellos.

Esto no sucedía en septiembre de 2016, según la Comisión Europea, y por eso hubo un periodo de gracia para las lámparas halógenas. Tras un análisis del mercado de la iluminación y los desarrollos técnicos, la Comisión llegó en ese entonces a la conclusión de que el 1 de septiembre de 2016 era muy pronto.

Sin embargo, habrá excepciones para las lámparas spot planas, como las que se usan en el techo, así como las lámparas halógenas para escritorios o pasillos. Sí se verán afectadas la mayoría de las lámparas con forma de bulbo o vela de energía tipo D. Las existencias remanentes pueden seguir siendo vendidas a partir de septiembre, pero no se pueden colocar nuevas lámparas al mercado.

El futuro es ahora de las lámparas LED. Los expertos ya estuvieron de acuerdo sobre ello con el fin de la bombilla en 2012. Sin embargo, en ese momento las lámparas LED eran claramente más caras que las lámparas de ahorro de energía o halógenas. Desde entonces, su precio se redujo fuertemente, alrededor de un 75 por ciento entre 2010 y 2017, dijo la Comisión Europea.

Hoy día, las LEDs siguen siendo un poco más caras que las halógenas, pero esto se compensa por el ahorro de energía. Además, también mejoró la calidad de las LED.

Mientras, la participación en el mercado de las LED crece a pasos agigantados. En 2014, según la GfK, la compañía de investigación de mercados más grande de Alemania, era de alrededor del 38 por ciento, el año pasado de casi 61 por ciento. La participación de las lámparas halógenas se redujo en el mismo periodo de 16,7 a 12 por ciento.

Cuando la bombilla desapareció del mercado hace seis años, las alternativas aún no estaban tan desarrolladas. Pero el fin de la bombilla impulsó el cambio técnico.

La Comisión Europea evalúa ahora cómo podrían seguir las cosas en el tema de diseño ecológico. La idea es llevar a cabo estudios para evaluar el potencial de ahorro de calentadores de agua, secamanos, hidrolimpiadoras y elevadores.

Agencia DPA

Agencia DPA

LO MÁS LEÍDO