Comité gestor propone a Felipe Alou al Salón de la Fama de Cooperstown

jueves 9 agosto , 2018

Creado por:

Twitter @Montreal_Expos

El Comité Gestor Pro Exaltación Felipe Alou Cooperstown Hall of Fame, encabezado por el editor deportivo de la Z101, Héctor Gómez y el señor Harold Molina (un amante del béisbol), hicieron la petición de que el exjugador y dirigente dominicano Felipe Alou sea exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown por su trayectoria en el béisbol en varios ámbitos.

Gómez, al igual que Juan Marichal, están de acuerdo que Felipe Alou merece estar en el nicho de los inmortales, convicción que la han hecho saber al presidente del Salón de la Fama de Cooperstown, Jeff Idelson.

Alou fue Jugador, dirigente, entrenador y mentor de varios jugadores que se destacaron en las Grandes Ligas, entre ellos dos de los tres miembros del Salón de la Fama de República Dominicana -Pedro Martínez y Vladimir Guerrero-, por lo que es considerado un hombre que hizo grandes aportes al béisbol durante 50 años.

James Forbes Clark, nieta del fundador del museo del Salón de la Fama en Cooperstown -Stephen Carlton Clark-, recibió la petición de un comité gestor de exaltación al “Panqué de Haina”, como se le conoce a Felipe Rojas Alou en el país.

En la solicitud están contenidas una serie de argumentos que sostienen por qué Alou merece ir al Salón de los Inmortales.

Como jugador

Felipe Alou jugó desde 1958 al 1974, una época difícil por el tema racial en Grandes Ligas. Fue elegido al Juego de Estrellas tres veces, logró .285 de promedio de bateo, 206 cuadrangulares, 2,101 hits, 985 carreras anotadas y 42.2 de victorias sobre jugador reemplazo.

Su mejor temporada fue la de 1966, militando para los Bravos de Atlanta, donde compiló 327 de promedio de bateo, 31 cuadrangulares, 218 imparables y 122 carreras anotadas, líder en estos últimos dos encasillados. Ese año quedó quinto para el premio de Jugador Más Valioso, en una temporada en que Roberto Clemente se quedó con el galardón.

Como dirigente

Como capataz ganó 1,015 partidos, siendo el cuarto dirigente con 1,000 victorias en Grandes Ligas y 200 cuadrangulares, según Change.org, portal através del cual se hace la petición. Alou ganó el premio de Manager del Año en 1994.

Lo que argumentó el Comité Gestor

Si bien es cierto que sus logros en el béisbol han sido notorios, no es menos cierto que muchos  fueron logrados bajo el peso oprobioso de la Ley de Jim Crow, de los prejuicios raciales de la época, donde ser negro, latino y pobre parecía cerrar toda posibilidad de éxito para cualquier persona común. El resultado demuestra que no fue un hombre común. Su gallardía, coraje y deseos de triunfar en un medio totalmente agreste fue mayor que todos esos obstáculos.

El espíritu deportivo de Felipe Alou lo hace dueño del más alto honor entre los latinos, por lo que debería ser un símbolo merecedor de ser preservado, exaltado y recordado, para que siga sirviendo de inspiración a tantos jugadores que llegan a las mayores y deben enfrentar los obstáculos propios de la competencia y la adversidad.

La ley de Jim Crow

Se trata de una ley estatal y local en los Estados Unidos promulgadas entre 1876 y 1965 que propugnaban la segregación racial en todas las instalaciones públicas, donde las personas de tez negra tenían limitaciones, había lugares donde no entraban como lo hacían las personas de tez blanca.

Al momento de este trabajo el portal Change.org lleva más de 4,500 firmas para tratar de llevar al Salón de la Fama a un hombre que dio su vida por el béisbol, y que junto a sus dos hermanos (Jesús y Mateo) y posteriormente junto a su hijo Moisés, a quien dirigió los Expos de Montreal, plasmaron en la historia un legado de ser una de las familias de más prestigio en el béisbol.

José Luis Montilla

José Luis Montilla

Cronista deportivo desde el 2004, estudió periodismo en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Narrador y comentarista de béisbol y fútbol americano.

LO MÁS LEÍDO