¿Qué pasa con los internos cuando salen de las cárceles de República Dominicana?

lunes 4 septiembre , 2017

Creado por:

Foto: Pixabay

“Solo pido una oportunidad, no pido nada más. Solo una oportunidad, también soy un ser humano”, dice Pedro con voz de súplica.

Pedro forma parte de las 19, 449 personas que salieron de prisión, entre 2004 y 2014, en República Dominicana. Esta cantidad contempla el nuevo y viejo modelo de prisiones, además del Sistema Penitenciario de Adultos, según los expedientes de La Dirección General de Prisiones.

Pedro, nombre ficticio para proteger su identidad, dice a Z Digital que quien sale de prisión y comete un error no tiene oportunidades en República Dominicana, al menos que sea rico.

“No quiero una tarjeta de solidaridad ni que me regalen nada, solo necesito un empleo, un chance de poder progresar como cualquier otra persona”, expresa quien tiene 36 años y hace 11 salió de prisión.

A pesar del tiempo transcurrido, Pedro no ha podido sacar la licencia de conducir ni un certificado de buena conducta. Asegura que sabe hacer distintos oficios: albañilería, mecánica, plomería industrial, construcción, entre otros, pero tampoco puede conseguir un trabajo permanente.

Narra que a los 21 años fue condenado por fraude a una compañía de comunicación y aunque solo permaneció cuatro años en prisión, expresa que fueron los peores de su vida.

El sistema pospenitenciario en República Dominicana

El director general de prisiones, Tomás Holguín, al ser entrevistado por Z Digital, indica que aunque la ley contempla un seguimiento pospenitenciario no se lleva a cabo “en la medida que debiera ser”, debido a la cantidad de recursos que se necesitan, en todos los sentidos. Sin embargo, no especifica el aproximado para ponerlo en ejecución.

El director general de prisiones, Tomás Holguín \ Foto: Geison Tavarez.

Asegura que en coordinación con algunos organismos se ejecutan programas como la Casa Redentor de la iglesia Católica, que están distribuidas a nivel nacional, y quienes tienen mayor incidencia en el seguimiento pospenitenciario bajo un presupuesto de la iglesia.

No se cuentan con estadísticas ni con la “cobertura” para darle seguimiento a los liberados, sostiene Holguín.

El abogado Yovanny  Díaz,  quien trabajó por varios años en la Pastoral Penitenciaria de la iglesia Católica, dice a Z Digital que esta cuenta con varios proyectos, como capellanía de prisiones con distintas casas de tratamiento, pero trabajan desde una perspectiva religiosa.

En reiteradas ocasiones, Z Digital intentó comunicarse con el coordinador de la Pastoral Penitenciaria, Rev. P. Fray Arístides Jiménez Richardson, pero nunca hubo respuesta.

La ley 224 sobre Régimen Penitenciario Dominicano, en el capítulo XXIII Artículo 93, se refiere al tratamiento Pospenitenciario y señala lo siguiente: “Se presentará asistencia y protección moral y material a los reclusos egresados, a fin de que puedan desarrollar normalmente su vida en libertad”

Continúa el artículo 94:  en las prisiones existirá un departamento especial encargado de la asistencia de los reclusos liberados, al que se le asignarán los fondos necesarios para su funcionamiento. Corresponderá a este departamento una labor directiva y relacionada respecto de los demás organismos que tengan finalidades análogas.

El Certificado de Buena Conducta para quienes salen de prisión

Holguín manifiesta que el Certificado de Buena Conducta es una limitante para quienes salen de prisión, agregando que queda en el récord y que no depende de ellos que aparezcan los hechos por los cuales ya pagaron a la justicia: “Es un problema que ya se escape de nosotros”.

“El hecho que haya cumplido la pena no le exime que quede fichado, tiene que aparecer que eres un expreso y estará contigo todo en la vida”, afirma.

Para el abogado Díaz, debería permanecer una ficha especial que es un seguimiento que la policía tiene en sus archivos, pero no aparecer en los archivos públicos porque viola los derechos fundamentales al cohibir el desarrollo de una vida normal cuando ya la persona cumplió por el hecho.

¿Qué pasa con las personas luego de salir de la cárcel?

Hasta la fecha de este reportaje no se sabe qué pasa con las personas que salen de prisión, pues como afirmó el director general de prisión el Estado no cuenta con un sistema pospenitenciario, no hay registro de quienes retornan ni las causas.

Juan, quien hace cinco años salió de prisión y quien prefirió no revelar su identidad, cuenta a Z Digital que es prácticamente “imposible” que una persona pueda reintegrarse a la vida luego de salir de la cárcel.

“Cuando salí de la cárcel y traté de conseguir trabajo, fuí a buscar el papel de buena conducta a la procuraduría en donde me dijeron que tengo que esperar tres años para que me puedan quitar la ficha”, asegura.

Aunque Holguín sostiene que las cárceles dominicanas son instituciones de cambio, para Juan el mismo sistema obliga a que vuelvan a delinquir pues aunque algunos toman algunos cursos académicos en prisión luego de salir de ella no pueden trabajar en lo que aprendieron porque el certificado de buena conducta es un requisito para contratar.

Angela Liriano, especialista en empleabilidad, capacitación y desarrollo, expresa a Z Digital que debe existir un programa de asesoría y preparación en donde estos reclusos se les capacite para poder obtener un empleo luego de cumplir condena.

Indica que lo adecuado sería un programa de desarrollo social, en que el Gobierno haga acuerdos con diferentes empresas para darles la oportunidad a estas personas.

“Es importante recalcar que esto es vital porque si no hay un programa de acompañamiento e inserción laboral es muy probable que estas personas vuelvan a delinquir ya que el sistema muy difícilmente les brinde otra oportunidad”, manifiesta.

Según la información de Atención Ciudadana de la Procuraduría General de la República, en el certificado de buena conducta se le retira el antecedente penal  (“ficha” como se conoce), luego de transcurrir tres años si la persona fue culpadoa de un delito criminal, en caso de un delito correccional puede obtenerla después de un año de salir de prisión.

¿Merecen las personas que salen de prisión una segunda oportunidad?

El 90 por ciento de 750 personas que votaron en una encuesta realizada en el Twitter de Z Digital afirmó que las personas, luego de que salen de prisión, merecen una segunda oportunidad. Mientras que el 10 por ciento entiende no lo merecen.

¿Puede una persona como Pedro y como Juan (que cumplieron una pena) reintegrarse a la sociedad y tener una vida normal? ¿Qué ha pasado con las 19,449 personas que, al igual que Pedro, salieron de las cárceles en esos 10 últimos años y con los que han salido en los últimos tres años? ¿Qué cantidad de personas ha reingresado a las cárceles y bajo qué circunstancias? Estas y muchas otras preguntas aún no tienen respuesta.


La primera versión de este reportaje fue publicado el 4 de septiembre de 2017 en Z Digital por la periodista Regina Telemin.

Redacción Z Digital

LO MÁS LEÍDO