Eco mediático

La generación que enloqueció por un huevo

lunes 21 enero , 2019

Creado por:

Esmerarda Montero | Foto: Mairobi Herrera

Las tendencias de las redes sociales nos brindan a diario contenidos para consumir y compartir, a través de las múltiples plataformas con las que cuenta Internet, es el escaparate mundial de qué tipo de vida se lleva.

Nos dice cómo vestir, a quien admirar, consumimos más que información, fotos y vídeos de famosos, políticos, e influenciadores, absorbemos un estilo de vida, una norma no escrita de cómo debemos construirnos, los likes rigen la vida de muchos y alimentan la cuenta bancaria de otros.

El furor que se despierta por una foto publicada en Internet, cuya viralidad hace que millones la vean, compartan y celebren suele obedecer a quien protagoniza la imagen, suele ser el reflejo de la admiración o desprecio que genera un alguien, o el impacto de un evento.

Pero ¿qué pasa cuando la nueva foto más viral de la historia es un huevo?, si leyó bien no un Huevo de Fabergé, un huevo común y corriente, una foto sin contexto que sencillamente lleva a millones a admirarla y convertirla en tendencia, destronando a una de las influencers más seguidas de toda la historia como lo es @KylieJenner.

En las décadas de los 70 y 80, los estudiosos de la comunicación crearon escuelas basadas en el estudio del comportamiento de las masas, se crearon teorías como las de los Efectos limitados o La aguja hipodérmica, que apostaban a entender el consumo de determinados productos culturales y porqué se producen.

Es obvio que este es un nuevo mundo, donde las masas son más impredecibles que nunca, ¿cómo asimilar que en medio de tanta turbación mundial, no solo celebremos la foto de un huevo  con más de 24,5 millones de likes según reporta el portal Verne, sino que se repita la viralidad con una segunda foto del mismo huevo agrietado? imagen que en pocas horas reunió 5,2 millones de likes.

¿Son los administradores de @world_record_egg los nuevos genios y constructores de la teoría que de verdad comprende los fenómenos de masa o es algo fortuito fruto de la banalización más absoluta de una sociedad que busca sedienta distracción de la vida real a toda costa?

¿Es acaso esta performance un experimento social que retrata y expone lo etérea de nuestra generación? definitivamente la viralidad es un fenómeno difícil de clasificar son muchas variables las que entran en juego, ahora bien, ¿cuáles son los intereses de un público que entra al redil de forma tan masiva?

Es para reflexionar…


Digital no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Digital como fuente.

Esmerarda Montero

Esmerarda Montero

Doctora internacional en Comunicación Social egresada de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV-EHU). Investigadora. Columnista. Profesora del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

LO MÁS LEÍDO