Programas de variedades en RD: populismo y tele humillación

lunes 9 abril , 2018

Creado por:

Foto: Esmerarda Montero

Por: Esmerarda Montero Vargas (Magíster en Comunicación Social. Investigadora predoctoral del Departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV-EHU)

Desde hace décadas los programas de variedades de fin de semana son tradición en nuestro país, con los años hemos tenido programas memorables por sus características, el vínculo de sus presentadores con el pueblo y su longevidad.

El mayor gancho por el que se han definido estos formatos han sido los distintos concursos que otorgan premios por yincanas y las presentaciones de los principales grupos musicales y solistas del país.

Antaño estos eran espacios para toda la familia, que reunían a la gente alrededor del televisor en lo que llegaron a ser verdaderos toques de queda en su momento, pero como todo producto, estos han ido evolucionando, pero ¿hacia dónde? En la actualidad la descomposición social y política a la que se ve sometida nuestro país, ha encontrado un fiel reflejo en algunos de estos espacios.

Así la tele humillación caracterizada por emplear técnicas que van desde someter a los participantes a procesos degradantes, ya sea por preguntas salidas de tono, actuaciones ridiculizadas que no buscan una faceta artística sino risible, hasta la cosificación de la figura femenina por comentarios y tocamientos indeseados frente a la cámara.

A ello debemos añadir el populismo político convertido en tópico en estos espacios, con lo que ya no es extraño ver que los productos que antes reglaban los programas con patrocinio de plataformas comerciales, ahora llevan el sello de alcaldes y diputados, a tal punto que hayan afirmaciones como las llevadas a cabo por Frederick Martínez (el Pachá) al exponer en su programa: “Yo hice alcalde a David Collado”.

Lo que hace plantearse: ¿De dónde salen los fondos con los que los políticos financian estos patrocinios? ¿Cuál es el nivel de influencia de un animador como el Pachá cuando puede afirmar que fabrica alcaldes?

En los tiempos que corren parece no haber nada sagrado en medio de la vorágine corrupta que permea todos los ámbitos de la vida pública, a menudo se olvida que comunicar, ya sea en un contexto informativo o de entretenimiento puro, es un privilegio y una responsabilidad.

Una vez más corresponde a la población desarrollar un pensamiento crítico y cuestionarse si vale la pena sentarse frente al televisor a contemplar una cascada  de salidas de todo, humillación capitalizada y populismo político, corresponde a los espectadores exigir mediante sus preferencias de consumo contenidos de calidad, y sobre todo, aprender de una buena vez a pedir cuentas a nuestros políticos sobre cómo se invierten los recursos que generan nuestros impuestos.


Digital no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Digital como fuente.

 

Avatar

Redacción Z Digital

LO MÁS LEÍDO