¿Por qué fallan las políticas públicas?

martes 14 mayo , 2019

Creado por:

Violeta Jiménez | Foto: Kelvin de la Cruz

Las políticas públicas son las estrategias creadas con miras a evitar y afrontar problemas o situaciones que surgen dentro de una sociedad. Para hablar de esta ciencia habría que citar al académico y especialista en política B. Guy Peters, quien sostiene que el estudio de las mismas es el entendimiento de lo que hacen los gobiernos y cómo estas acciones afectan a sus ciudadanos.

Importante señalar que, según las consideraciones de Peters, para estudiar las políticas públicas se hace necesario verlas desde una perspectiva de diseño, esto a razón de que se trata de un proceso complejo que se divide en diferentes etapas.

Existe un consenso académico en cuanto a los pasos a tomar para el diseño de políticas públicas. Antes que nada se debe crear una agenda de trabajo; se reconoce el problema mediante estudios pertinentes para mejor entendimiento del mismo; se procede a considerar opciones a tomar, las cuales son las posibles soluciones a la cuestión tratada, luego se toma una decisión para introducir y posteriormente aplicar la política.

Sin embargo, si este proceso no se lleva con la rigurosidad adecuada, aumenta el riesgo a que la política diseñada falle.  

Con fines de estudio podemos tomar cualquier política pública que haya sido implementada en el territorio nacional y no haya dado resultados deseados, o cualquier política aplicada que sea considerada fallida. Con esta política en mente nos hacemos la pregunta: “¿Qué falló?”.

Para determinar dónde estuvo el error hay que fijarse en los factores que afectan la efectividad de la política. Por ejemplo, si existe debilidad en el diseño mismo de la política, está condenada a fallar. El diseño puede sufrir, entre otras cosas, por una falta de orden en las ideas al momento de conceptualizar la política, por una celeridad que conlleve a no tomar en cuenta todos los aspectos del proceso, por una falta de voluntad de hacer un diseño serio y acabado, o por falta de experticia de parte de quienes diseñan la política.

Otro elemento que perjudica la eficacia de una política pública es el instrumento que se elige para aplicarla, si no se toma en consideración que este instrumento (ya sea una ley, un aparato o un cuerpo técnico o humano) no tiene capacidad de realizar el trabajo designado, la política fallará. 

Una política puede fracasar también por falta de control de la estructura o por un débil diseño institucional. Quiere esto decir que la institución encargada de implementarla debe estar idealmente libre de obstáculos dentro de su propia estructura, su burocracia, sus servidores o empleados.

La corrupción administrativa es el estorbo más común que existe dentro de las instituciones en la República Dominicana, siempre que existan esta clase de escollos en las instituciones encargadas de aplicar políticas públicas, las mismas seguirán siendo deficientes. 

Otro elemento fundamental que debe tomarse en cuenta es la capacidad administrativa para implementar la política, en esto recae la suficiencia de recursos monetarios, de personal, de contratación, de llevar a cabo la logística y darle seguimiento, entre otras cosas. Una política pública puede ser ambiciosa, pero nunca sobrepasar la capacidad de la administración para hacerla realidad. 

Cuando tomamos todos estos elementos y los estudiamos a fondo, se hace más sencillo identificar las razones por la que una u otra política ha fallado, cuando se determina en cuál área existe debilidad, se debe proceder a corregir el problema aunque esto signifique dar más de un paso atrás y rediseñar más de un aspecto. 

Debemos recordar que las políticas públicas buscan soluciones para los ciudadanos de un territorio, es una ciencia para la gente y, como tal,  si no existe aceptación dentro de la sociedad al momento de aplicar una política, la misma debe ser considerada un fracaso. Esto rara vez sucede en República Dominicana, pues nuestros hacedores de políticas han mostrado inclinarse por corrientes conservadoras que no presentan desafíos a la idiosincrasia dominicana. Sin embargo, es menester enfatizar que, independientemente de sus resultados, una política que es rechazada por el pueblo es una política fallida.


 Z Digital no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Z Digital como fuente.

Violeta Jiménez

Violeta Jiménez

Licenciada en Derecho, egresada de la Universidad Autónoma de Santo Domingo | Especialidad en Políticas Públicas, Universidad de Bristol, Inglaterra | Estudios en Cultura Latinoamericana. Universidad Estatal de Utah.

LO MÁS LEÍDO