Receta Médica

Ortopeda advierte sobre riesgos de retirarse yeso a destiempo

miércoles 8 agosto , 2018

Creado por:

Orlando Matos | Foto: Graciela Cuevas

El cirujano ortopeda traumatológico Orlando Matos Tellería advirtió este miércoles sobre la práctica de retirar a destiempo una férula de yeso, porque esto puede provocar una lesión permanente con el tiempo.

Matos Tellería puso como ejemplo que cuando se produce un esguince, que es una lesión de los ligamentos, esta se trata con un yeso que debe durar alrededor de unos 21 días.

Define el esguince como la ruptura de una o varias fibras ligamentosas. Esta lesión suele ser más frecuentes en los tobillos, pero también aparece en la rodilla y en la muñeca.

“El esguince se clasifica en diferentes tipos: tipo uno al tipo tres. El tipo lo va a determinar el tamaño”, añade durante su intervención en La Receta Médica.

El especialista en cirugía artroscópica indica que un esguince de tipo tres es como tener un melón dentro del tobillo, lo que causa dolor e hinchazón.

“El paciente a va llegar con el tobillo bien hinchado, con mucha deformidad, con el tobillo rojo, incluso morado, como si tuviera un sangrado interno”, describe.

Afirma que unos días después, la hinchazón aumentará y se la hará más difícil caminar. “Los esguinces nosotros los tratamos sencillo con un yeso”.

Sin embargo, señala que el problema es que a los dos días de la colocación de la férula de yeso, el edema disminuye, el yeso se afloja y la persona se siente mejor por lo que se retira la férula antes del tiempo indicado por el médico.

“Ahí hay un problema serio porque los ligamentos, al igual que los huesos, tienen un tiempo de dosificación, de pegarse, de consolidación, es decir, un esguince normalmente usted le da 21 días para que esos ligamentos cicatricen”, precisa.

Detalla que hay un ciclo importante llamado pasos de consolidación de la fractura, que son los mismos pasos que se siguen para la consolidación para los ligamentos.

“Cuando ese ligamento se rompe, internamente ocurre un sangrado dentro del tobillo. Esto va a hacer que se forme un hematoma y así mismo se llama: la formación del hematoma fracturario”, añade.

Detalla que al cabo de uno días, el organismo envía muchas células para la cicatrización, proceso que se denomina hipervascularización. Ocho días después, inicia la formación del callo blando y, en caso de ser una fractura, comienza el cuarto y más importante período llamado formación del callo duro.

Destaca que ese es el proceso más importante, porque en este hay una sustancia fundamental que solo la produce el humano: la hidroxiapatita, lo que hace que el hueso se ponga duro y viene la fase de remodelación y reabsorción.

Cuando el individuo se quita el yeso antes de que ocurra el cuarto período, el organismo envía una señal al hipotálamo diciéndole que el ligamento está roto otra vez.

“Para nuestro organismo se rompió el ligamento de nuevo y empieza a sangrar, y ese círculo comienza a reiniciar y empieza un círculo vicioso”, advierte al tiempo de añadir que la persona creará una artrosis postraumática.

Ese es el tipo de personas con 50 años que llega al ortopeda y le explica que cuando era joven tuvo una lesión en el tobillo, se quitó el yeso antes de las indicaciones del tiempo por lo que siempre tiene una hinchazón y dolor en la articulación del tobillo.

Graciela Cuevas

Graciela Cuevas

Periodista que le gusta contar historias e investigar y no le teme a los números.

LO MÁS LEÍDO