OMC

OMC abre su XII Conferencia Ministerial con miedo a una escisión en bloques

lunes 13 junio , 2022

Creado por:

Ngozi Okonjo-Iweala, directora general de la OMC | Foto: EFE

Por: Antonio Broto

La XII Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) comenzó este domingo con la esperanza de lograr acuerdos en pesca, la propiedad intelectual sobre vacunas contra la covid y seguridad alimentaria, pero a la vez con el temor de que las tensiones geopolíticas escindan el mundo en dos bloques comerciales.

La guerra en Ucrania, las tensiones económicas entre grandes potencias y el hecho de que los miembros de la OMC no hayan logrado acuerdos significativos en varios años agitan el fantasma de una nueva “guerra fría comercial” que sería funesta, advirtió en la inauguración la directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala.

“Una división en bloques comerciales podría suponer un descenso del 5 % en el PIB mundial”, alertó la directora general.

Okonjo-Iweala apuntó que a este cálculo preliminar “habría que añadir las pérdidas derivadas de la reducción de las economías de escala, los costes de transición de empresas y trabajadores, la reubicación de recursos y las barreras regulatorias que establecería cada bloque”, por no hablar de las tensiones sociales y de migración.

La Conferencia Ministerial, que suele reunirse cada dos años pero llevaba cinco sin celebrarse a causa de la pandemia, buscará en los próximos tres días lograr acuerdos en cuestiones como la suspensión temporal de las patentes para las vacunas anticovid para aumentar la producción mundial en países en desarrollo.

Algo que India y Sudáfrica propusieron ya en 2020 y a lo que se sumó gran parte del bloque de países en desarrollo, aunque sigue habiendo reticencias en los países desarrollados donde la industria farmacéutica es importante.

El vicepresidente de la Unión Europea, Valdis Dombrovskis, afirmó en la jornada inaugural que en estas complicadas negociaciones “la única solución con sentido es apoyar la fabricación de vacunas, mientras que se preserva el sistema de propiedad intelectual para el futuro”.

La secretaria de Comercio estadounidense, Katherine Tai, aseguró que Washington apoya la petición de los países en desarrollo para adaptar las normas de propiedad intelectual “con el fin de facilitar una recuperación sanitaria global que haga posible una robusta recuperación económica mundial”.

Otra cuestión crucial en las negociaciones será la seguridad alimentaria, después de que la guerra en Ucrania agravara la inflación de alimentos y fertilizantes, ante lo cual se espera que se negocien medidas para reducir el bloqueo de exportaciones alimentarias y facilitar el acceso a estos bienes básicos.

Aquí la negociación se mueve en un terreno muy delicado, ya que hay que contar con Rusia pese a su aislamiento internacional para cualquier acuerdo, dada la mecánica de la OMC, en la que cualquier medida ha de adoptarse por consenso, lo que significa que todo país miembro (y Rusia lo es) tiene derecho a veto.

En ese sentido, el viceministro de Desarrollo Económico ruso, Vladímir Ilichev, aseguró que la OMC puede lograr “significativos avances” en la mejora de la seguridad alimentaria durante estas negociaciones.

El jefe de la delegación rusa, quien fue “boicoteado” por delegaciones que abandonaron la sala durante su intervención, aseguró que “ello dependerá de la capacidad de los Estados miembros para ser objetivos a la hora de analizar la situación actual y sus verdaderas causas”.

El viceministro de Economía de Ucrania, Taras Kachka, recordó que Rusia “ha bloqueado totalmente las exportaciones agrícolas ucranianas, abriendo el camino a una crisis a larga escala en el mercado alimentario mundial”, donde se calcula que 400 millones de personas dependen de la producción de cereales de su país.

El representante ruso coincidió por su parte con la directora general de la OMC a la hora de alertar sobre la creciente división en materia de comercio, asegurando que “la organización se está fragmentando en clubs de países afines y con ello perdiendo su espíritu multilateralista”.

En tono contemporizador, el ministro de Comercio chino, Wang Wentao, aseguró que su país “está dispuesto a trabajar con todas las partes, con un espíritu constructivo y cooperativo para conseguir progresos en la XII Conferencia Ministerial (…) para que ésta pueda jugar un papel mayor en la recuperación económica”.

Wang insistió en la necesidad de que la OMC emprenda una largamente pospuesta reforma (otra de las materias de negociación en los próximos días) en la que “se deben trazar nuevas reglas para el comercio de productos no agrícolas, servicios e inversiones para poner al día la organización y mantener el comercio multilateral”.

Agencia EFE

Agencia EFE

LO MÁS LEÍDO