Gripe Influenza Mitos Vacuna

Mitos y verdades sobre la influenza estacional y su vacuna

miércoles 15 mayo , 2019

Creado por:

Foto: Pixabay

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) publicó cinco mitos y verdades que existen sobre la influenza temporal y la vacuna contra la gripe.

“La influenza estacional, también conocida como gripe, es una infección viral aguda que puede provocar complicaciones graves que requieran hospitalización e incluso causar la muerte”, explica la organización.

Aseguró que pocos reconocen su gravedad y la confunden con un resfriado, pero cada año 772 mil personas en promedio deben ser hospitalizadas, y entre 41 mil y 72 mil fallecen como consecuencia de ella en las Américas.

La forma más eficaz de prevenir complicaciones graves es con la vacunación.

Mito 1: La gripe es como un resfriado. FALSO

La influenza estacional se caracteriza por síntomas iniciales de fiebre alta, tos, escalofríos, dolor muscular y articular, y dolor de cabeza. Puede causar complicaciones graves que requieren hospitalización e incluso pueden causar la muerte.

Los resfriados son causados ​​por otros virus, con síntomas como secreción nasal, dolor de garganta y quizás un poco de fiebre.

Mito 2: La influenza puede ser una enfermedad mortal muy grave. CIERTO

Ciertos grupos de la población corren más riesgo de sufrir complicaciones por la influenza (mujeres embarazadas, niños menores de 5 años, ancianos y personas con enfermedades crónicas como diabetes y enfermedades pulmonares y cardíacas), pero los niños y jóvenes sin factores de riesgo.

También puede tener complicaciones. Los estudios muestran que los pacientes hospitalizados con influenza que no han sido vacunados tienen entre dos y cinco veces más probabilidades de morir que aquellos que han sido vacunados previamente.

Los trabajadores de la salud tienen un mayor riesgo de infección y transmisión debido a su contacto con los pacientes. Es por esto que la vacunación es crucial para este grupo.

Mito 3: La vacuna puede causar influenza. FALSO

Las vacunas contra la influenza se han utilizado durante décadas. Son seguros y no pueden causar influenza. Ninguno de los dos tipos de vacunas existentes (la inyección que contiene virus inactivados o la vacuna en aerosol nasal hecha de virus vivos (atenuados)) puede causar la enfermedad.

El cuerpo tarda aproximadamente dos semanas en vacunarse para estar protegido, y durante este tiempo, una persona puede estar infectada por la influenza u otros virus respiratorios que pueden causar síntomas similares a los de la gripe, lo que los lleva a creer erróneamente que contrajeron la influenza por la vacuna.

Mito 4: Los eventos adversos relacionados con la vacuna son graves. FALSO

Al igual que con cualquier vacuna o medicamento, hay eventos adversos asociados con la vacuna contra la influenza. Sin embargo, los efectos secundarios más comunes relacionados con la vacuna son leves: principalmente dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección.

Mito 5: La vacuna contra la gripe no es efectiva. FALSO

La efectividad de la vacuna (en términos de la protección que ofrece) tiende a ser moderada (alrededor del 40-60%) y cambia cada año. Depende de la edad, la condición de salud y de qué tan bien los virus utilizados para las vacunas coincidan con los que están circulando.

La vacunación de las mujeres embarazadas es esencial para proteger a sus bebés, ya que la vacuna no se recomienda en niños menores de 6 meses.

En la temporada 2017-18 en los Estados Unidos, la vacuna previno aproximadamente siete millones de enfermedades, 109 mil hospitalizaciones y ocho mil muertes relacionadas con la gripe.

Además, la evidencia sugiere que si una persona se vacuna contra la gripe y aún se infecta, la enfermedad será menos grave que si no hubiera sido vacunada, es decir, evitará las complicaciones, la hospitalización o incluso la muerte.

Redacción Z Digital

LO MÁS LEÍDO