Las mujeres trabajan, sin duda

miércoles 31 octubre , 2018

Creado por:

Ana Bélgica | Foto: Kelvin de la Cruz

Hace unos días una estudiante me preguntaba sobre el rol de las mujeres y me señalaba que, además de que son discriminadas en su vida laboral, pues les pagan menos que a los hombres, aunque hagan el mismo trabajo y a veces con mayor preparación, por qué tienen que soportar el maltrato de un hombre desconocido en las calles.

Me contó que su tía fue agredida físicamente en plena calle por un individuo que caminaba hacia ella y de repente le tocó sus pechos en un arrebato repentino que terminó sin consecuencias.

Estas situaciones generan indignación, y al mismo tiempo impotencia, sin duda también generan acciones que alientan la esperanza, como la campaña internacional del pasado 8 de marzo denominada “Un día sin mujeres” que pretendía llamar la atención sobre la necesidad de promover la equidad social, familiar y laboral entre uno y otro sexo. Se trató de un acto simbólico que se sintió con mucha fuerza en España y en otras ciudades tanto de Europa como en América Latina, y a juicio de muchos fue relevante.

Cuando enfrentamos esta y muchas acciones que se desarrollan nos damos cuenta de que la sociedad tiene una gran sed de cambio. Es por esto que las desafortunadas declaraciones de un reconocido empresario la semana pasada no pueden pasar inadvertidas, y el debate debe permanecer hasta que encontremos el camino para superar este tipo de concepciones que denigran el papel de tantas mujeres a lo largo de la historia.

Qué hubiese sido de la sociedad moderna sin Rosa Park, Hedy Lamarr, Valentina Tereskova, Benazir Bhutto, Virginia Woolf, Gertrude Belle Elion, y de innumerables mujeres dominicanas como Florinda Soriano (Mamá Tingó), las hermanas Mirabal, que hoy son símbolos internacionales de valentía y resistencia.

Es necesario que la ciudadanía establezca sanciones para este tipo de actitudes que denigran el aporte de la mujer en todos los espacios de la esfera pública y que lucha por construir una sociedad más equitativa para todos. Es tiempo de justicia y de generar sanciones que el colectivo respalde, como el llamado a boicot a Mejía y Arcalá que se hizo por las redes sociales.

La violencia que vive el país no puede ser subestimada y actitudes como estas, que contribuyan a fortalecer la idea de que la mujer tiene que seguir subordinada al hombre en un rol establecido, nos coloca en desventaja.

Queda la esperanza de que en la educación y la promoción de este debate en nuestro país sigan naciendo muchas Malala, Ana Frank, Eva Perón, Madre Teresa de Calcuta, Marie Curie, María Trinidad Sánchez, Concepción Bona y Juana Saltitopa, por mencionar solo algunos nombres.


Z Digital no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Digital como fuente.

Ana Bélgica Guichardo

Ana Bélgica Guichardo

Docente y periodista. Doctoranda de segundo año en Comunicación y Periodismo con una tesis sobre el uso de las nuevas tecnologías. Especializada en Tecnología Educativa y en Gestión Universitaria. Diplomada en Redacción Académica.

LO MÁS LEÍDO