Eco mediático

El 2018, un año muy mediático en la República Dominicana

lunes 31 diciembre , 2018

Creado por:

Esmerarda Montero | Foto: Mairobi Herrera

El año que en breve termina nos deja múltiples lecciones, como nación, son muchos los retos a los que nos enfrentamos, en el 2018 los medios tanto tradicionales como los que son fruto de la convergencia digital han sido el nido de múltiples escándalos de toda índole.

Porque como corresponde a los tiempos de un mundo hiperconectado, muchas de las guerras se libraron en las pantallas y los periódicos. El terreno político ha dado mucho de qué hablar, con estallidos de escándalos de corrupción de carácter monumental, y un pueblo que ha gritado de todas las formas posibles contra la impunidad.

Durante este año el descontento y la desconfianza del pueblo dominicano frente a actores de primera línea de la vida política y social, incluyendo la clase periodística, se ha hecho patente; como resultado, hay entre nosotros una figura que llego para quedarse: ”las bocinas”.

Por otro lado, este año buenos profesionales se quedaron sin espacio para ejercer un periodismo digno y fruto de ello han desembocado en un periplo particular en busca de plataformas desde las cuales seguir siendo puente entre el pueblo y el cuestionamiento necesario y oportuno del poder, su lucha junto a la de los medios que siguen apostando por cumplir con su rol social nos llena de dignidad y esperanza.

A pesar de ello, este año se hizo evidente cómo se pueden esconder a plena luz las responsabilidades de corporativos y personas poderosas tras la cortina del manejo mediático, el escenario para el 2019 no es más alentador, tras el jolgorio del cambio de año nos seguiremos enfrentando a la desestructura social, a la descomposición de muchas y necesarias funciones de las entidades y actores que se suponen deben proveernos justicia y equidad.

El 2019 será un año convulso marcado por ser preelectoral y los signos que exacerban el escenario actual tomarán verdadera forma, cuando inicien las guerras intestinas por el poder los medios serán el escenario principal.

Como pueblo nos queda seguir luchando, trabajando con dignidad, educarnos, abrir los ojos, exigir nuestros derechos y ser fieles a nuestros deberes, como profesionales nos toca asumir que rol queremos desempeñar, los finales de año son buenos para autoevaluarse, para redescubrirnos a nosotros mismos, son una oportunidad para mejorar, cada uno decide si la toma sabiamente.

Feliz Año Nuevo, pueblo, que el 2019 nos traiga sabiduría para lo que viene.


Digital no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Digital como fuente.

Esmerarda Montero

Esmerarda Montero

Doctora internacional en Comunicación Social egresada de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV-EHU). Investigadora. Columnista. Profesora del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

LO MÁS LEÍDO