Embarazo Ginecoide

Cronología del embarazo (parte 1)

lunes 11 mayo , 2020

Creado por:

Foto: Pixabay

El embarazo tiene una duración normal de aproximadamente 280 días a través de los cuales van ocurriendo cambios o modificaciones producto del componente hormonal que agrega el tejido placentario en el cuerpo de una mujer, esos cambios ocurren tan rápido y de una manera simultánea en todos los sistemas del organismo que hace necesario la división de esos 280 días para facilitar el estudio de la gravidez, de ahí que el estudio del embarazo se divide en semanas, 2 mitades o 3 trimestres.

Una de las formas más efectivas para calcular la edad del embarazo es tomando en cuenta la fecha de inicio de última menstruación (FUM) donde sumamos los días desde ahí hasta la fecha actual y lo dividimos en 7 (días que tiene una semana) lo que nos permite estimar la edad gestacional en semanas, también nos auxiliamos del reporte de edad gestacional por sonografia y muy especialmente en las sonografia del primer trimestre del embarazo, pues su diferencia con la edad gestacional real no sobrepasa los 6-7 días.

Para hablar de trimestres clasificamos las semanas del embarazo y definimos como primer trimestre la edad gestacional comprendida entre 0-14 semanas, segundo trimestre 15-28 semanas y tercer trimestre desde la semana 28 hasta el término (41-42 semanas). La semana 28 marca un hito fundamental en la viabilidad y sobrevivencia fetal pues a partir de esta semana inicia la producción de una sustancia llamada surfactante pulmonar cuya función es a groso modo “madurar” los pulmones del bebé. Aunque hay evidencia de que pudiera aparecer a partir de las semanas 24, también se ha evidenciado que es a partir de la semana 28 cuando las células pulmonares llamados neumocitos II comienzan a producir el surfactante. Todo esto ocurre de manera secuencial y no es sino hasta la semana 35 aproximadamente cuando termina la maduración del órgano de la respiración, pues a esta edad gestacional se incorpora el último componente de este complejo lipoproteico, conocido como “Dipalmitoilfosfatidilcolina”.

Conociendo esto, un embarazo a término se define como aquel que se encuentra entre las 37-41 semanas. Donde encontramos maduración pulmonar, organogénesis completa, osificación adecuada, en fin un feto listo para convertirse en recién nacido y sobrevivir en el medio extrauterino. A esa edad gestacional es cuando fisiológicamente y debido a desencadenantes hormonales aparecen las Contracciones uterinas del trabajo de parto que anuncian el término de la gestación y según estudios el 57.4 % de las labores de parto inician entre las 39-40 semanas.

Las aparición o presencia de contracciones uterinas capaces de producir modificaciones en el cérvix que aparecen antes de las 37 semanas son anormales o patológicas, representan una amenaza de parto pretérmino y en caso de consumarse ese parto pretérmino trae consigo consecuencias que pudieran ser perjudiciales para el bebé y el principal órgano afectado será el pulmón debido a la falta de maduración fruto de la ausencia del surfactante que no terminó de producirse.

Z Digital no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Z Digital como fuente.

Dr. Yotin Ramón Pérez

Dr. Yotin Ramón Pérez

Doctor en Medicina egresado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, postgrado en Obstetricia y Ginecología en el Hospital Central de las Fuerzas Armadas. Profesor de Simulación Obstétrica en Intec. Diplomado en Gerencia y Gestión hospitalaria.

LO MÁS LEÍDO