El colectivo Marcha Verde manifestó este viernes que en el primer año de lucha ha tenido logros específicos, no obstante, espera  que la justicia dominicana juzgue a todas las personas involucradas en los casos de corrupción, y que no se quede en el pasado.

El colectivo señaló que aspira a que el Gobierno de manera ejemplar permita juzgar a todas las personas que están involucradas en el caso más grande de corrupción del país, como es el caso de Odebrecht.

Precisó que sería una irresponsabilidad de Marcha Verde no interpelar al presidente Danilo Medina, como primer funcionario que tiene la Justicia secuestrada en el país.  

Así lo manifestó Milossis Liriano junto a Heidy Adón y Stalin Montero, coordinadores del colectivo a Z Digital, quienes convocaron este viernes a la población a participar de la concentración del próximo 28 de enero, en los alrededores del Palacio Nacional, con motivo de  conmemorase el primer aniversario de la lucha contra la impunidad y la corrupción.

Manifestaron que la actividad será un evento cívico y ejemplar, pues la  preparación del evento tiene una coordinación nacional mediante los espacios de las asambleas y los Foros Verdes.

Indicaron  que el punto de encuentro será toda la periferia del Palacio Nacional, a las10:00 de la mañana de la fecha antes señalada.

Manifestaron que se tomaron todos los pormenores para dar asistencias a las personas con discapacidad que desean participar de la concentración, con el soporte de la Asociación Nacional de Enfermeras.

En tal sentido, Montero precisó que cada edición de Marcha Verde es un motivo de sorpresa, pues el pueblo dominicano ha demostrado que tiene una firme decisión de participar y formar parte de todo el proceso que realiza el colectivo en cada una de su convocatoria.

Dijo que el proceso realizado mediante los “Foros Verdes Regionales” y “Contactos Verdes” con las juntas de vecinos, así como con los agricultores y profesionales, han fortalecido al movimiento y la lucha contra el fin de la impunidad.

Resaltó que la concentración del 28 de enero tiene un valor añadido, que es la celebración del primer año de la gran concentración que renovó la esperanza del pueblo dominicano de participar en una acción política como es Marcha Verde: “La corrupción y la impunidad es un problema político y, a los problemas políticos se le dan respuesta políticas”.

Logros alcanzados este primer año

Stalin Montero expuso que más allá de lo que ha ocurrido hasta el momento en la justicia dominicana es minúsculo, pero que Marcha Verde aspira y no desmayará en su objetivo de que todos los imputados y lo que no están en el expediente sean juzgados.

“Sabemos y estamos plenamente conscientes de que solo con el pueblo en las calles será posible derribar el lodazal político y corruptos que impera en la República Dominicana”, apuntó.

Resaltó que se ha imputado un primer grupo, pero que faltan nombres en la lista de la Procuraduría General de la República y, por tal motivo, Marcha Verde ha decidido dar un nuevo paso al frente, mediante un proceso escalonado de lucha.

“Hemos dado el tiempo para que la Justicia pueda actuar de manera oportuna, pero tampoco nos estamos quedando sentados a esperar que eso ocurra y por eso estamos convocado a esa concentración, frente al símbolo del principal poder político del país, la sede del Poder Ejecutivo dominicano”, dijo.

Aseguró que indiscutiblemente y así los demuestran los documentos, el Palacio Nacional es la sede que alberga el espacio de trabajo del jefe político de todos los que están implicados  en caso de corrupción, que es el presidente de la República.

Agregó que el pueblo dominicano le dio la confianza para ser el presidente de la República, y que él es el responsable superior de todas las obras desarrolladas para bien o para mal de todos los funcionarios: “El mandatario es parte importante del caso Odebrecht y por eso los estamos señalando”.

Subrayó que Marcha Verde sigue ratificando hasta el día de hoy, y no va a ceder, cárcel para los corruptos, la devolución de todos los bienes robados y que se prescinda de los contratos y cualquier vínculo de negociación con el caso Odebrecht.

Foto y video: Jason Tavarez