El grupo de baile Da' Republik, de la compañía y academia de danza Núcleo Extremo, aboga por la inclusión de las artes en el currículo educativo en la República Dominicana.

Larybel Olivero, quien pertenece a la dirección del grupo, explica que todos los días en la academia ven cómo los jóvenes son impactados de forma positiva a través de la danza, puesto que con ella cambian y aprenden valores como la puntualidad, el respeto y la disciplina.

"Al final del programa de baile de Núcleo Extremo, tú tienes un joven listo para salir a la sociedad a hacer lo que quiere hacer porque se preparó; es competitivo, es crítico, es disciplinado, es humano. Es que las artes te cambian en todo, para mí eso debe ser algo primordial en nuestra educación", expresa en un Facebook Live con Z Digital.

Larybel Olivero.

Estima que las artes son una parte importante de la cultura e idiosincrasia de los dominicanos por lo que considera se les debe tomar en cuenta e invertir más en ellas. Dijo que a los jóvenes también se les debe mostrar las artes como una opción a la hora de elegir una profesión, y no solo se les muestre la medicina, la arquitectura, la ingeniería, entre otras.

Con su participación en el programa de televisión America’s Got Talent, en Estados Unidos, Da’ Republik espera cambiar la percepción y el pensamiento que existe en el país sobre los bailarines.

“Estamos tratando de darle un poquito más de profesionalidad a la carrera, que cuando digamos somos bailarines la gente realmente entienda lo que eso significa y que haya un peso”, manifesta Katherine Caraballo, quien también forma parte del grupo.

Caraballo afirmó que es difícil vivir del baile en la país: “Sí, es difícil, no vamos a mentir, es una carrera difícil. En el país no es apreciado como deber ser el arte”. Precisa que no es del todo sustentable vivir del baile, hay que dar clases y trabajar en todo lo que aparezca.

Sin embargo, agradeció que, a través de la compañía, ellos han podido estabilizar un poco su situación y esperan trabajar en que las cosas cambien en ese sentido.

Katherine Caraballo.


Audición

“Es un sueño hecho realidad”, con esas cinco palabras califican su experiencia en Americas’ Got Talent. Dicen que aún no lo creen, que cuando ven el video de su audición lloran, se ponen nerviosos y se les eriza la piel de la misma manera como si fuera la primera vez.

El coreógrafo Jonathan Castillo, quien fue ganador del premio Soberano en 2014 al bailarín del año, dijo que esperaban una pequeña crítica por parte del juez Simon Cowell durante su participación pero no, fue todo lo contrario. “Esa sonrisa (la de Cowell) vale oro ”, dice de forma jocosa.

Castillo indica que en la próxima ronda se puede esperar mucha energía y movimiento y algunos trucos que no puede revelar. Resalta que trabajan con mucho cuidado para evitar lesiones en los ensayos, pero aún así estas suelen darse.

Jonathan Castillo.

Da’ Republik está enseñando todos los días de cuatro a seis horas donde preparan una coreografía de unos seis minutos y después van disminuyendo el tiempo y toman las partes más impactantes.

Premio

Los premios de AGT incluyen un millón de dólares y una presentación en Las Vegas. Da’ Republik tiene planeado, si ganan el dinero, devolverlo a la sociedad que tanto los ha apoyado a través de una beca que tendrá el nombre de Brangie Ortiz, en memoria de un miembro de Núcleo Extremo que falleció el año pasado por una enfermedad.

De igual forma, ayudarán económicamente a los cinco hijos que tenía Ortíz. “Fue un proceso difícil verlo irse poco a poco”, expresa Olivero. Pero además, usarán el dinero para mejorar sus vidas como bailarines.

Fotos: Kelvin de la Cruz