Para muchos, el vello no es un gran amigo, y constantemente están buscando la manera de deshacerse de ellos. Por tal motivo, buscan diferentes formas de depilarse.

En ocasiones, cuando el vello depilado vuelve a crecer no lo hace con normalidad, pues en lugar de salir a través del folículo y de la piel, se queda en el interior: esto se conoce como vello encarnado.

La especialista en medicina estética Romy Campos, aseguró que la depilación láser es una de las mejores opciones para deshacerse de los molestosos vellos encarnados.

Se deben hacer varias sesiones para la eliminación de los vellos encarnados. Ante esto, Campos explicó que en una depilación hecha correctamente con el láser adecuado para la piel y el grosor del vello, hay disminución de un 30 por ciento.

"Ya en la quinta sesión no debe haber vello encarnado", aseguró la doctora durante su participación en La Receta Médica de la Z.

Pero, "todo dependerá de cada paciente, pues no es una regla, ya que lo normal que se hace dependerá del láser que se utilice y las sesiones van de 7 a 10, pero para si una persona tiene el vello muy grueso, serían unas 12, aunque independientemente, eso sería para que no crezca más".

Sin embargo, la doctora aclaró que la depilación no es definitiva, pues cuando se termina el ciclo de sesiones constantes, hay que hacerse sesiones de mantenimiento porque el vello vuelve a crecer, aunque no en la misma forma de origen.