Las transacciones de remesas desde Estados Unidos, España y otras naciones hacia República Dominicana durante el período 2010-2016 registraron un incremento de 50 %, lapso en que totalizaron 5 mil 200 millones de dólares.

Estas representaron un aporte de 7.3 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) de República Dominicana, informó el economista y consultor privado Nassim José Alemany.

En un breve análisis sobre el perfil de las remesas, José Alemany afirma que en términos reales, entre los años 2010 y 2016, el valor promedio por transacción formal de remesas cayó en un 11.3%.

No obstante, resalta que esa caída en el valor ha sido compensada por un aumento en la cantidad de transacciones, acumulando un crecimiento de más del 50% en el mismo período. 

El profesional destaca que las remesas han representado, históricamente, una fuente importante de ingresos para muchas familias dominicanas.

“Esas remesas también contribuyen a amortiguar el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos, que para ponerlo en perspectiva, representan el 70 % del déficit comercial de bienes del año pasado”, explicó. 


Refirió que la mayor parte de las remesas la envían desde los Estados Unidos, donde se encuentra la comunidad más grande de dominicanos en el exterior.

Precisó que aproximadamente 70 de cada 100 dólares en remesas que recibe el país provienen desde Estados Unidos y en segundo lugar por España, con un 15 % del total.

En un gráfico, José Alemany detalla que en el 2016 el país recibió más de 15 millones de transacciones de remesas desde Estados Unidos y unas 5.4 millones desde el resto del mundo.

“Aproximadamente un 60 % de las remesas que llegaron al país en el 2016 fueron recibidas por mujeres, con una concentración elevada en Santo Domingo, Santiago y el Distrito Nacional”, destaca en su estudio.

Agregó que el monto promedio por transacción de remesa fue de US$214, superior al promedio que se recibe desde Estados Unidos, que es de US$204.