Las tiendas están obligadas a innovar, generar nuevas experiencias y sorprender para superar la competencia de las ventas digitales y responder al elevado conocimiento de los clientes latinoamericanos.
Según Leandro Martin, nuevo gerente general de la empresa de marketing Marco para México, Centro América y Caribe, los puntos de ventas en Latinoamérica están en un proceso de transformación.

Aunque en Latinoamérica el porcentaje de ventas online no supera el 3 por ciento frente al 11 en Estados Unidos, los clientes llegan a las tiendas con un enorme conocimiento del producto que desea y ello obliga a que el punto de venta se concierta en algo diferente.

"Las tiendas están obligadas a mostrar algo distinto y sorprendente. La compra se convierte en una experiencia nueva para el consumidor que conocer al detalle cientos de productos y opciones ante de comprar", explicó Leandro Martin.

Con presencia en 15 países, Marco Marketing es la empresa líder en Latinoamérica en servicios integrales de marketing para puntos de ventas, un sector en permanente transformación por la innovación tecnológica y el impacto de las ventas online.

"En Latinoamérica las ventas online se ven frenadas por la escasa penetración de las tarjetas de crédito, pero el conocimiento de los clientes es enorme y obliga a las tiendas y vendedores a un despliegue de imaginación", agregó.

Mientras en Estados Unidos el ritmo de cierre de tiendas es constante, en Latinoamérica no se ha llegado a esos niveles por los problemas de expansión de las ventas online, aunque se ha puesto en marcha nuevos mecanismos de venta.

"Una de las claves es el servicio y el papel de la persona que atiende al cliente que debe enfrentarse a un consumidor que llega con un enorme volumen de información al punto de venta", indicó.

Formar y atender las necesidades de los vendedores es también un desafío para las empresas porque la generación de los milenial se mueve con una serie de parámetros diferentes.

"Los milenial tienen una intención de cambiar de empleo muy alta, casi el 80 por ciento. Esta generación reclama trabajos flexibles y acostumbra a tener unos niveles de deuda altos", señaló Martin.

Por ello, Marco Marketing propone a sus clientes que para tener una fuerza de venta motivada y preparada implemente una serie de medidas para consolidar la permanencia de los empleados.

Desde adelantos de sueldos o un sistema de préstamo sin interés a jornadas laborales flexibles, planes de carreras profesionales o mecanismos de promoción interna.