Las seccionales municipales y zonales del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), convocó a un paro de labores de 48 horas los días jueves 15 y viernes 16 de febrero, a los fines de aplazar la aplicación de la Ordenanza 24-2017 y volver sus acciones a la legalidad que garanticen la tranquilidad del año escolar y la estabilidad que requiere el sistema educativo.

Las seccionales acusaron al Ministro de Educación (Minerd),  Andrés Navarro, de provocar  la desestabilización del sistema educativo y por ende la conspiración contra el buen funcionamiento del año escolar 2017-2018, según indica un comunicado de prensa. 

El magisterio del Distrito Nacional y la provincia de Santo Domingo aseguraron que al no observar una actitud de diálogo y consenso, y su reiterada violación a la normativa educativa, poniendo en riesgo la carrera docente, las autoridades del Minerd no nos han dejado otro camino que el de la lucha.

El gremio señaló que el ministro de Educación estar desatendiendo las necesidades básicas de los centros educativos, obviando las ejecutorias y los compromisos que resultaron de la consulta que se realizó al magisterio en septiembre del pasado año.

“Cientos de maestros que están en aulas fueron retirados de la nómina acusados de ser botellas; miles de empleados administrativos están amenazados con ser cancelados; imposición a Coopnama de reducir los servicios que brinda a sus asociados; la no aplicación del incentivo a miles de profesores por la evaluación del desempeño”, apuntó la ADP.

“Estas son solo algunas de las medidas que durante el periodo encabezando por el ministro Andrés Navarro ha impulsado en detrimento del sector magisterial del país, declararon los presidentes de las seccionales municipales de la ADP en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo.

Destacaron que a todo lo anterior se suman las últimas decisiones tomadas por Andrés Navarro, como es la implementación de la Ordenanza 24-2017, toda vez que violenta la Ley 66-97,  el Estatuto Docente, atentando contra la estabilidad y la paz  laboral.

“En la actualidad la mayoría de nuestras escuelas carecen de la inversión necesaria para el mantenimiento de la planta física, mobiliarios, equipos, personal docente, desayuno y almuerzo escolar. Además de la falta de atención a los  centros de jornada escolar extendida”, aseguró la ADP.

Manifestaron que al iniciar el segundo período del presente año escolar, los centros escolares no han recibido las partidas presupuestarias trimestrales para los diversos compromisos cotidianos, fondos que garantizan el funcionamiento mínimo de las escuelas, tampoco se han recibido los registros de grado, por lo que los docentes han tenido que improvisar libretas de apuntes para registrar los avances de las calificaciones de los estudiantes.

Los presidentes de las seccionales del Distrito Nacional y Santo Domingo, expusieron que el 17 de septiembre del 2016, entregaron un informe al ministro Navarro donde se realizaba el levantamiento de la situación de deterioro de la planta física y los servicios que brindan los centros educativos de dichas seccionales, y sostuvieron que a la fecha dichas dificultades no han sido atendidas, quedando solo en promesas vacías.

“La labor docente en todos sus aspectos, debe estar gerenciada por actores que contribuyan al fortalecimiento de la estrategia educativa, sin embargo, las decisiones y las acciones que ha adoptado Andrés Navarro, en estos momentos han generado un clima de conflicto, inconformidad e inestabilidad en los diversos actores que confluyen en la escuela lo que a su vez ha generado dificultades en la práctica docente y en los aprendizajes de los estudiantes”, expresaron.

Llamaron la atención de todos los sectores de la sociedad a prestar atención a los gastos que se está haciendo  en el sector educativo, pues parte de este gasto es utilizado para colocar la  apabullante propaganda que emplea el ministro del 4 % de Educación para posicionar su persona, crear una plataforma y lanzar su candidatura presidencial.