El Ministerio de Salud Pública recomendó hoy a la población adoptar medidas preventivas con la finalidad de evitar problemas de salud, debido a los cambios bruscos de temperatura registrados en el país y que permanecerán durante las próximas horas, según el informe de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet).

En ese sentido, a través de una nota de prensa, el organismo de salud recomendó que ante las altas temperaturas, las personas tomen abundantes líquidos, especialmente agua, incluso cuando no se tiene sed. También, comer ligero en base a frutas y vegetales y evitar comidas abundantes y muy pesadas.

Es conveniente que la población general reduzca el consumo de alimentos calientes, tales como sancocho, cocidos, asopaos, sopas, entre otros; al tiempo de evitar el exceso de sal o azúcares, así como el consumo de bebidas alcohólicas.

Próximo al fin de semana se pronostica que seguirán presente los factores que mantendrán inestable las condiciones atmosféricas, por lo que en ocasiones la temperatura tendrá una baja y aumentará la presencia de humedad, pero las altas temperaturas serán predominantes, recordó el organismo. 

Lee también: Onamet pronostica temperaturas calurosas y escasas precipitaciones

Ante la ola de calor, Salud Pública  exhortó a tener especial cuidado con bebés, niños, mujeres embarazadas, ancianos y personas que padecen enfermedades crónicas o discapacidad motora y mental.

Recomendó, además, el uso de ropas ligeras, sueltas y colores claros; no exponerse al sol frente a las altas temperaturas y tomar suficientes líquidos, sobre todo agua.

Indica que los cambios bruscos de temperaturas pueden causar proceso gripal, por lo que es necesario protegerse y poner especial cuidado a las personas más vulnerables.

"Poner en práctica estas medidas de prevención frente a los cambios en la temperatura evitará trastornos de salud en la población. Si una persona siente mareos o se desvanece, se debe acostar en un lugar fresco, bajo techo, tomar una bebida hidratante y abstenerse de beber infusiones calientes, ni muy dulces", explicó el organismo de salud.