El Ministerio de Salud a través de su Dirección Provincial (DPS) en la provincia Duarte informó que acudió al liceo Max Henríquez Ureña donde 18 personas, entre estas 14 estudiantes, resultaron intoxicadas al inhalar una sustancia química utilizada para fumigar una finca adyacente al centro de estudios.

Según un comunicado, las autoridades de salud de esta localidad también hicieron un levantamiento en la finca para verificar el tipo de sustancia y el mecanismo que utilizaron para manipular el producto tóxico y garantizaron asumir las medidas pertinentes para evitar  la ocurrencia de otros casos similares.

Informaron que entre los afectados hay dos profesores, dos conserjes; 15 fueron atendidos en centros de salud de esa comunidad y despachos a sus hogares fuera de peligro, mientras que tres personas permanecían recibiendo atenciones médicas, pero su estado es establece.

Una vez finalizada las  pesquisas, las autoridades de salud, con el apoyo de la unidad de salud ambiental, ofrecerán un informe pormenorizado, pero advierten a los empresarios agrícolas a tener un manejo adecuado de los productos que utilizan para abono y fumigación, a fin de evitar daños a la salud humana.