La República Dominicana conmemoró este jueves el 525 aniversario de la llegada de Cristóbal Colón a América con una ceremonia en el Museo Faro a Colón, en Santo Domingo.

Al acto, que fue encabezado por el viceministro de Patrimonio Cultural, Federico Henríquez Gratereaux; y por el gobernador del Museo Faro a Colón, Simón Herasme, asistieron el alcalde del municipio de Santo Domingo Este, Alfredo Martínez, el gobernador de la provincia de Santo Domingo, Juan Frías, y el embajador de España en República Dominicana, Alejandro Abellán.

En su discurso, Henríquez Gratereaux destacó "la importancia histórica que fue para el mundo la llegada de Cristóbal Colón al nuevo continente, hito que, señaló, "permitió la incorporación de América al mapa de los colonizadores", según un comunicado del Ministerio de Cultura.

La llegada de Colón al continente americano "debemos apreciarla como un hecho de inmenso significado histórico y cultural, ya que los dominicanos y otros pueblos de América somos el resultado de la mezcla racial producto del descubrimiento", apuntó el funcionario.

Tras el discurso, el vicegobernador del Faro a Colón, Teófilo Terrero, en compañía del monseñor Ramón Benito Ángeles Fernández, abrió el sarcófago donde reposan los supuestos restos del almirante, y acto seguido, fueron depositadas ofrendas florales.

Diversos historiadores coinciden en que Colón falleció el 20 de mayo de 1506 en Valladolid (España) y que, siguiendo su expreso deseo, fue enterrado en la catedral de Santo Domingo.

Sin embargo, en 2006 el investigador José Antonio Llorente, del Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad española de Granada, dijo que los restos que se conservan en la ciudad española de Sevilla son los de Colón.

Dichos resultados no son reconocidos por el Gobierno dominicano.