El Ministerio de Salud  Pública recomendó al Centro Internacional de Cirugía Plástica Avanzada (CIPLA) reparar algunas áreas para poder restablecer sus servicios, luego de que fuera cerrada temporalmente el pasado sábado 8 de julio. 

Entre las correcciones, la institución citó la readecuación del área de esterilización, delimitación de espacio para recibir pacientes, dinámica de lavado de manos, preparación y esterilización del instrumental quirúrgico.

Además, asignación de quirófano para la intervención de pacientes con heridas potencialmente infectadas y readecuación de espacios de  quirófano conforme a los estándares de habilitación.

Asimismo, incluye la elaboración e implementación de procedimientos para el manejo de residuos biológicos y objetos contaminados potencialmente infecciosos, la erradicación del usos de productos compartidos con alto riesgo de contaminación, como soluciones 9%, jaleas y pomadas, entre otros.

El Ministerio aseguró que se trata de medidas asentadas en los protocolos y guías vigentes establecidos en aplicación de su rol de rectoría sobre el Sistema Nacional de Salud.

Entre las medidas citó la guía de cirugías seguras y el protocolo para la esterilización del instrumental quirúrgico.

El Ministerio de Salud aclaró que el CIPLA fue autorizado a cumplir compromisos de consultas clínicas a pacientes recién operadas que previamente habían reservado fecha, hasta el lunes 10, pero sin hacer intervenciones quirúrgicas ni ningún otro procedimiento invasivo.

Aseguró que cuando se efectuó el cierre, la clínica tenía sólo tres pacientes ingresadas pendientes de alta médica; y explicó que a partir del pasado lunes 10 de julio no quedaban pacientes ni el centro podía ofrecer más consultas, hasta tanto se compruebe que se cumplió con todos los requerimiento.