El presidente Danilo Medina expresó este lunes su solidaridad y pesar a su colega de México, Enrique Peña Nieto, por el terremoto de 8,2 grados que sacudió ese país el jueves pasado y que causó al menos 95 muertos.

Mediante una nota de prensa, se informó que el presidente Medina envió una carta a Peña Nieto en la que se declaró apenado por "las trágicas consecuencias de ese fenómeno natural, uno de los más fuertes registrados en su país".

El gobernante envió sus condolencias "al pueblo mexicano en general y, de manera especial, a los familiares de las víctimas y a las personas afectadas de alguna manera por la angustiosa situación", según la información.

El movimiento telúrico, el de mayor magnitud en México desde 1931, tuvo su epicentro a 133 kilómetros al suroeste de Pijijiapan, en la costa del Pacífico del estado de Chiapas (sureste), también se sintió con fuerza en Guatemala.