El presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, afirmó este viernes que la Revolución de 1965 hizo un gran aporte a la ruptura de los remanentes de la dictadura en un mensaje emitido en víspera de la conmemoración del 52 aniversario de la gesta.

En ese sentido, manifestó que esto hizo germinar en el país una nueva etapa de todas las manifestaciones de la vida política, económica, cultural y social.

Medina indicó que el golpe de Estado, que derrocó al primer gobierno elegido democráticamente tras la caída de la tiranía trujillista, golpeó los sentimientos del pueblo, porque las y los dominicanos habían cifrado sus esperanzas en un nuevo sistema de auténticas raíces democráticas.

“Aquel movimiento cívico-militar, iniciado el 24 de abril, se vio seriamente afectado cuando fuerzas militares extranjeras invadieron el país”, dijo al tiempo de afirmar que este hecho se convirtió en una Guerra Patria: “El pueblo se lanzó a las calles para defender la soberanía mancillada por las tropas interventoras”.

El primer mandatario explicó que los revolucionarios establecieron un Gobierno Constitucional en Armas, encabezado por el coronel Francisco Caamaño Deñó. Esto, mientras se aguardaba el restablecimiento en la presidencia del profesor Juan Bosch. De ese modo, se defendía a la nación de los ataques de las fuerzas invasoras y sus aliados locales. Al mismo tiempo, se garantizaban a la población civil sus derechos y propiedades.

“Mi saludo a los excombatientes constitucionalistas de 1965. Mi recuerdo a la memoria de los caídos en el servicio a la Patria o como consecuencia de ese acontecimiento”, dijo el presidente.