El Sindicato de las Uniones Laborales Unidas presentó una queja contra los Cowboys de Dallas, arguyendo que el propietario y gerente general del equipo, Jerry Jones, violó la Ley Nacional de Relaciones Laborales al amenazar a los jugadores si deciden no presentarse durante el himno nacional.

El propietario de los Cowboys dijo que si un jugador "no respeta la bandera" y el himno nacional por no estar de pie, entonces el jugador no jugará.

De acuerdo a la queja de la Junta Nacional de Relaciones Laborales, "el empleador está tratando de amenazar, coaccionar e intimidar a todos los jugadores con el fin de evitar que ejerzan actividades concertadas protegidas".

Los Cowboys no han hecho ningún comentarán sobre la queja, y de acuerdo a uno de sus portavoces, "no harán ningún pronunciamiento".

Mientras que la NFL se ha negado a hacer algún comentario al respecto.

Wade Rathke, organizador en jefe del Sindicato de las Uniones Laborales Unidas, dijo que "no se puede ejercer disciplina sobre alguien por algo que es un derecho de ley".

Agregó que "actualmente las personas piensan que los trabajadores no deberían tener derechos, pero los tienen".

Dijo que se asignará a un agente para investigar la demanda y si se determina que hay una violación entonces interpondrán una demanda si antes no se llega a un acuerdo.

El presidente Donald Trump pidió a los dueños de equipos de la NFL el mes pasado que despidan a los jugadores que se arrodillen durante el himno porque "desestiman la bandera" y el país.

Antes del partido del pasado 25 de septiembre, los jugadores, entrenadores y el personal de los Cowboys, incluido Jones, se quedaron de brazos cruzados y se arrodillaron durante el himno.

Foto: @Cowboys