El Centro de Innovación Atabey realizó la décima entrega de Premios Atabey con un espectáculo, por primera vez en el Teatro Nacional.

Bajo el lema "Gente Innovadora que cuida la tierra", se reconocieron ocho iniciativas sociales y empresariales que trabajan con el compromiso de proteger el medio ambiente.

Al felicitar a los ganadores y agradecer el apoyo de los asistentes, Domingo Contreras, presidente del centro explicó que se tiene que pasar de una práctica de usar y tirar a un modo de reducir, reusar y reciclar, pero que esto tiene que venir con un nuevo modelo desde el diseño del producto o envase y su valorización basado en el concepto “de la cuna a la cuna”.

Hizo énfasis en la urgencia de pasar del caos de la basura a la industria de los residuos sólidos, ya que en su visión, una  generación tiene que asumir la práctica de separación, y al tiempo que se crean nuevas infraestructuras, incentivos y responsabilidades, se hace esencialmente inaceptable la práctica de usar y tirar, y se requiere una apuesta a la salud, al medio ambiente, a la creación de una nueva industria de los residuos sólidos para impulsar una Dominicana Limpia.

Durante 10 años ininterrumpidos el CI Atabey ha galardonado a 70 proyectos de toda la geografía nacional, esto como parte de su misión de apoyar y visibilizar personas y acciones que impulsen el desarrollo sostenible en la República Dominicana.

En esta ocasión se reconoció en el renglón de desarrollo comunitario, el proyecto Chocolate de la Cuenca de Altamira (CHOCAL); en conservación a la Reserva El Zorzal, proyecto de conservación del Zorzal Migratorio a través de mecanismos ambientales y económicos sostenibles.

Además, en construcción y capacidades, al Centro para el Desarrollo Agropecuario  y Forestal (CEDAF), 30 años promoviendo el desarrollo sostenible de la agricultura del sector agropecuario y forestal mediante la capacitación, información, innovación y asistencia.

Asimismo en turismo sostenible a Rancho Platón; Paraíso-Barahona (Platón Eco Lodge) centro turístico de eco-aventura localizado en el municipio de Paraíso, en un pequeño paraje llamado Platón ubicado a 38 kilómetros de Barahona.

En energías renovables a la Asociación De Cacaocultores Los Innovadores de Vuelta Larga (ASOCAIVUL). Generación microhidroeléctrica y "universidad del campo" en Vuelta Larga, allí con el aprovechamiento de una fuente local de energía renovable para el fomento del desarrollo integral en la comunidad.

En arte ambiental a Bienvenido Valdez, Luthier, fabricante de instrumentos musicales con residuos sólidos, uno de tres especialistas en todo el mundo.

Y finalmente en el empresarial, a Moldeados Dominicanos, Moldosa, Industria que transforma el papel desechado en embalaje ecológico biodegradable y, en trayectoria individual, al padre Rogelio Cruz.