El portal informativo bilingüe "Budapest Beacon", de Hungría, anunció este viernes su cierre debido al deterioro de la pluralidad de la prensa local, que dificulta el acceso a información fiable sobre lo que sucede en el país centroeuropeo.

"Las profunda erosión en la pluralidad de la prensa hacen casi imposible el funcionamiento de un medio serio en Hungría", dice Richard Field, redactor de la publicación electrónica, al explica que la de este viernes es su última edición.

La clausura del portal bilingüe -húngaro e inglés- tiene lugar pocos días después de que cerrara uno de los diarios más antiguos del país, el Magyar Nemzet, tras el aplastante triunfo electoral del partido de Gobierno, el Fidesz del primer ministro, el nacionalista Viktor Orbán, en los comicios legislativos del pasado día 8.

"Es cada vez más difícil encontrar fuentes fiables sobre lo que sucede en Hungría", asegura Field.

El Budapest Beacon, que cuenta con unos 10.000 seguidores en su cuenta de la red social Facebook, publicaba entre 4 y 5 artículos por día, siempre en dos idiomas, basados en informaciones de la prensa local.

Magyar Nemzet y la emisora de radio Lánchíd, dos medios propiedad del inversor Lajos Simicska, uno de los mayores opositores a Orbán, cerraron esta semana, oficialmente por "problemas de financiación".

En la campaña electoral, Simicska, que hasta 2015 era una persona de confianza del primer ministro, usó sus medios para lanzar una "guerra total" contra Orbán, y destapó una serie de casos de fraude y corrupción que salpicaron al círculo cercano del jefe de Gobierno.

Desde que subió al poder en 2010, Orbán, aunque tuvo que dar marcha atrás con la llamada "ley mordaza" de 2011 debido a las críticas de la Unión Europa de que violaba la libertad de prensa, ha logrado hacerse con el control de los medios más importantes del país, muchos de ellos comprados por personas leales al Gobierno.

Entre otros, estableció el Consejo de Medios, un todopoderoso órgano supervisor con competencias para retirar licencias y ordenar cierre de medios, integrado por funcionarios cercanos al Fidesz.