Un tribunal tunecino ha decidido imputar a 17 policías tunecinos acusados de abusar y obligar a saltar a un canal a un joven aficionado al fútbol que les advirtió ayer martes que no sabía nadar y apareció un día después ahogado, reveló el abogado de la víctima, Omar Laâbidi.

En declaraciones a la prensa local, el letrado recordó que los agentes persiguieron a un grupo de jóvenes, hinchas del Club Africain, el pasado 31 de marzo en el estadio olímpico de la ciudad de Rades tras acusarlos de los incidentes ocurridos al término de un partido contra Olympique de Medenine.

Al parecer, y según el relato de los testigos, los policías atraparon a uno de ellos, identificado como Omar, y le obligaron a saltar a un canal lleno de agua pese a que este les suplicó y les advirtió encarecidamente que no sabía nadar.

Foto: Dorieo