El presidente del Partido Demócrata Institucional (PDI), Ismael Reyes, declaró ayer viernes que el Gobierno debe frenar el impulso de optar por la salida más fácil y perjudicial para el pueblo, la cual consiste en recargar sobre los "atribulados" hombros del pueblo todo el peso de la subida del petróleo.

Reyes señaló que las autoridades gubernamentales cuentan con capacidad suficiente para absolver el alza del precio del barril de petróleo que continúa afectando los costos de los combustibles en la República Dominicana.

Argumentó que si el Gobierno reduce el "margen abusivo" de ganancia que obtiene en cada galón de combustible, bien podría amortiguar el impacto negativo e inflacionario de la tarifa petrolera, evitando trasladarla sobre la espalda del pueblo que ya no resiste nuevas embestidas que disminuyan, más de lo que está, su calidad de vida.

Manifestó que el incremento en la mayoría de los carburantes que viene realizando semanalmente el régimen "danilista" afecta el crecimiento económico del país, la estabilidad de los precios de los productos de consumo básico y a todo el sector productivo, por lo cual se debe sopesar bien las medidas que tomen las autoridades.